de estilo  por The White Company

Decorar con arreglos navideños

Decorar con arreglos navideños

Encuentra tu estilo con las mejores ideas de decoración para arreglos navideños. Inspírate con las imágenes de adornos navideños y decora tu hogar estas fiestas.
Encuentra tu estilo con las mejores ideas de decoración para arreglos navideños. Inspírate con las imágenes de adornos navideños y decora tu hogar estas fiestas.

¿Ya tienes pensado qué arreglos navideños quieres tener para este diciembre? Recuerda que siempre existe la opción de comprarlos o hacerlos en casa; todo depende de qué tan bueno eres o no para las manualidades. Eso sí, lo que no se improvisa es el buen gusto y el estilo -sin importar la época del año de la que estemos hablando-. En homify queremos ayudarte a decorar tu casa para todas las festividades y, en esta ocasión, nos centraremos puntualmente en una de las más lindas que existe: la Navidad. Y es que el espíritu navideño no se centra tan solo en el olor a buñuelo o a natilla, en los villancicos o en los regalos; los arreglos y las decoraciones ¡también pueden contagiarte de alegría, esperanza y el espíritu que solo trae consigo el calor de hogar! Déjate aconsejar por nosotros y permítenos ayudarte para que, en vez de desastres, hagas obras de arte.

¿Cómo puedo hacer mis arreglos con elementos reciclables?

Lo único que necesitas es, quizás, un par de tijeras y muy buenas ideas. La gracia está en saber ver el potencial en las cosas que ya creías debías botar. Así que, ya sabes, échale un ojo a tu basura antes de botarla y asegúrate de no estar mandando al traste cosas que te podrían funcionar para hacer unos lindos arreglos navideños.

¿Qué es el estilo shabby chic y qué tiene que ver con lo vintage?

¿Acaso ya habías oído hablar del estilo shabby chic o es esta la primera vez para ti? Hoy por hoy, este particular estilo está pegando -y con fuerza- a lo largo y ancho del globo. No es posible que solo tú te quedes atrás en materia de tendencias así que es momento de ponerte en corriente y en sintonía con lo que está ocurriendo en el universo del diseño y de la decoración de interiores. A continuación, algunos ejemplos: 

1. Haz uso de lo que está en desuso: recolecta la mayor cantidad de vasos plásticos o de botellas de plástico para poder crear tu propio árbol de Navidad reciclable; solo necesitarás poner luz en el interior de la estructura que crees para que así tu árbol brille desde su interior hacía el exterior -tal y como tu corazón en estas fiestas-. -Avísenos si nos pasamos de cursis, gracias-. 

2. Haz todo jugando: ¿Tus hijos ya crecieron y, al hacerlo, dejaron de utilizar sus coloridos leggos? Entonces, ¿qué tal si los reutilizas para crear arreglos navideños con mucho estilo y repletos de originalidad?

3. Haz uso de la naturaleza: saca a jugar las piñas de pino y conviértelas en decoraciones muy naturales sin necesidad de ir a comprar adornos nuevos o costos; mientras sea biodegradable, será más agradable. 

4. Pon a rodar tu imaginación: ¿tienes muchos engranajes viejos de bicicleta o demás elementos? ¡Anímate a colgarlos en tu árbol  y verás cuán original y única se verá tu casa para estas fechas! Lo mismo aplica para aquellos CD viejos, obsoletos y rayados que tienes atestados en algún cajón de tu casa… sácalos y cuélgalos sin temor a ser diferente pues te aseguramos que valdrá la pena -y el brillo-.

¿Qué colores son ideales para la decoración en Navidad?

Si bien la modernidad sugiere pensar por fuera del molde y atrevernos a ser diferentes; la Navidad es un momento especial y diferente en el que lo que se pretende es evocar la nostalgia de tiempos pasados en el pesebre. Es por esto que, la gama de colores sugeridos es un tanto más reducida pero igualmente hermosa. Sin más preámbulos, nuestros colores elegidos no son otros más que los siguientes: blanco, verde, rojo, plateado y dorado. Y es que, si lo piensas, cada color simboliza algo diferente… .el rojo nos recuerda al traje de Papá Noel y a la nariz de su reno preferido; el blanco evoca la nieve y las largas barbas de Santa Claus; el verde nos revive todo el poder de la naturaleza que se plasma, cada año, en nuestros hogares mediante la representación de un adorable y brillante arbolito; el dorado nos recuerda el oro que junto con el incienso y la mirra -y los reyes magos- arribó a belén y, finalmente, el plateado evoca las estrellas que guiaron y condujeron hasta el recién nacido niño Jesús. 

¿Ves cómo los colores también narran una historia? No estamos diciendo que no puedas decorar tu casa toda de morado para cuando llegue diciembre; solo decimos que hay ciertas costumbres que vale la pena respetar para así alimentar la ilusión desde nuestros hogares.

¿Cómo puedo contagiar de espíritu navideño a mi familia al sentarnos a la mesa?

¿Qué tal si tus servilletas vienen en forma de media navideña? ¿Qué me dices si tus individuales vienen con forma de guirnalda? Recuerda que entre más velas añadas a la esa mayor será el espíritu contagiado durante la velada. Una buena idea sería la de rodear el marco de tu mesa con adorable y titilantes lucecitas navideñas, ¿te suena? Las ideas son incontables pues son muchos los adornos navideños a los que puedes recurrir. Asegúrate de que, hagas lo que hagas, la luz sea cálida para así fomentar una agradable y acogedora sensación navideña. Puedes elegir desde poner elementos muy notorios hasta colocar accesorios muy sutiles como por ejemplo un lazo rojo o verde amarrado al espaldar de las sillas; de hecho, los lazos rojos y verdes podrían venir intercalados.

¿Cómo puede mi sala evocar el pasado de forma sutil y elegante a la vez?

Por un lado podrías empezar por añadir tus libros más antiguos, viejos y desgatados como parte del decoración de tu mesa central; ¿qué tal te suena la idea? Por otro lado, podrías darle un toque mucho más contundente pero sobrio a la vez mediante tu chimenea; ¿para qué tener una carísima chimenea con la última tecnología cuando puedes evocar al asado de forma adorable mediante una chimenea de leña de esas que a no se ven pero que mucho se extrañan? Recuerda que los estampados florales y los patrones de cuadros escoceses suelen devolvernos en el tiempo sin necesidad de acudir a una máquina tele- transportadora y saca el mayor provecho de ellos, ¿eh?

¿Cómo puedo decorar mi casa para Navidad sin tener que salir de compras?

Fácil; deberás utilizar con lo que ya cuentas. ¿Tienes acaso un farol muy viejo que ya no usas?; ¿qué tal si lo pintas de un lindo color y en su interior poner una vela para decorar tus espacios o demás elementos navideños? Las farolas si dudas nos parecen un elemento adorable para sacar y desempolvar en diciembre. ¿Tienes muchas bolas rojas para colgar en el árbol pero te aburre colgarlas otro año más sin hacerle ningún cambio a tu decoración? No necesitas botar tus lindas y tradicionales bolitas rojas para darle un giro al look de tu árbol; en vez de eso, ingéniatelas para, a esas bolas rojas, hacerles un pequeño cinturón negro que las recorra de lado a lado evocando a Santa. 

En los pequeños detalles está el sabor de la Navidad y son ellos los que, en realidad, hacen la diferencia; ¿comprendes? Si existe un toque de fina coquetería al cual recurrir el mes 12 de cada año esos son los lazos; podrás ponerle lazos con patrones muy tradicionales a tus velas, tu chimenea y demás elementos que quieras destacar. ¿Qué tal te suenan todas estas ideas? Queremos aprender más cosas y enseñarte otras tantas y, para que eso sea posible, ¡queremos oír tus ideas también! ¿Qué otras propuestas tienen para poner sobre la mesa de Navidad?

¿Cómo puedo hacer un árbol navideño muy alternativo?

Esta idea te podrá sonar un poco arriesgada pero, si te animas, serás reconocido en todo el barrio por tu autenticidad y tu originalidad -seguro- saldrá a relucir. ¿Preparado para una idea que suena descabellada pero que en realidad no lo es tanto? Abre tu mente y trata de visualizar lo que vamos a sugerir… pasos a seguir: 

1. Saca de tu armario o de tu sótano aquella escalera que se abre de par en par; sí, aquella que usas para clavar puntillas, colgar cuadros, pintar paredes o poner bombillos. 

2. Ubica tu escalera en medio de tu sala -o donde lo prefieras- y ábrela hasta que esta recree la forma de un árbol triangular.

3. Adorna tu escalera abierta en forma de A con luces de colores que la recubran de lado a lado, desde su base hasta su punta. 

4. Sobre la tira de las luces navideñas cuelga arreglos o decoraciones no muy pesadas pero sí adorables. 

5. Ubica tus regalos bajo la escalera -que ahora luce como árbol de Navidad- ¡y ya está! Seguro que no habrá nadie decorando su casa este diciembre igual que tú; ser original te hace, verdaderamente, especial.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis