Casas de estilo moderno por Imativa Arquitectos

Casas en venta: compra la tuya

Casas en venta: compra la tuya

¿Estás pensando mudarte y buscas casas en venta? En homify hallarás los profesionales adecuados que te llevarán a encontrar la casa de tus sueños.
¿Estás pensando mudarte y buscas casas en venta? En homify hallarás los profesionales adecuados que te llevarán a encontrar la casa de tus sueños.

¿Estás pensando en comprar tu propia casa? Luego de ahorrar y trabajar fuertemente por tus sueños ¿crees que ha llegado el momento de convertirte en propietario? ¿Estás buscando casas en venta de acuerdo con tu propio presupuesto? Si respondiste sí a estas tres preguntas entonces, sin lugar a dudas, te conviene seguir leyendo pues nuestra intención no es otra que la de ayudarte a cumplir tus sueños y a convertirte en propietario de una casa hecha a tu medida y que se ajuste a tus necesidades y -claro- a tu bolsillo.

¿Qué hace que varíe el precio de las casas que están en el mercado?

Existen muchas variables y factores que determinan el costo de las distintas casas en venta y hoy te los explicaremos uno por uno. Como sabrás las manzanas y barrios se dividen por estratificaciones; contamos con estrato 1 -el más bajo-, estrato 2, 3, 4, 5 y 6 -el más alto-. Adquirir una casa de estrato 1 quizás te resulte mucho -muchísimo- más económico en cuanto a su arriendo, compra o pago de servicios pero, a la vez, tendrás ciertos pros -entre ellos la potencial inseguridad del sector- en tu contra. Unas por otras, ¿lo comprendes? ¿Alguna vez te has preguntado cómo son estratificados los barrios en tu ciudad y qué hace que tu estrato sea y el de al lado sea, por ejemplo, 5? Pues bien, existen determinados parámetros utilizados para medir, cuantificar y establecer la estratificación de cada manzana -sí, porque se hace es por manzanas- y aquí te enlistamos algunos de ellos: 

1. Los índices de violencia del sector: si un lugar se torna muy violento es probable que se devalúe y que las casas en venta allí sean compradas o arrendadas por menores precios. Después de todo, se paga por calidad de vida. Es importante recordar que los estratos no se crean únicamente por esto sino que, en esencia, fueron instituidos para que las personas paguen (servicios, alquileres y casas) de acuerdo a sus mismos ingresos; lo anterior se hace en búsqueda de un cierto equilibrio con la intención de brindar una cierta igualdad de oportunidades. 

2. Las vías y los andenes de la manzana: este es otro factor determinante pues si las vías y andenes -que en ocasione son inexistentes- se encuentran en muy mal estado, esto bajará notoriamente la valorización del sector. Se debe tener en cuenta que los impuestos varían también, notoriamente, de estrato en estrato por lo que la inversión en vías públicas es distinta dependiendo de la zona de la ciudad en la que te encuentres. 

3. Comercio o vivienda: si viene existen barrios destinados al comercio o a la construcción de empresa, hay otros enfocados a la vivienda y -claro—esto también influye, como todo, en la estratificación del lugar. 

4. Salud: ¿qué tan cerca de tu casa hay entidades de salud de calidad?; de la respuesta a esta pregunta dependerá, en parte el estrato de tu vivienda. 

5. Educación: ¿Cuántos jardines y escuelas, de calidad, se encuentran cerca a tu manzana?; vuelve y juega. 5. Zonas verdes: ¿Tienes acceso a parques públicos y a zonas verdes? 

6. Estatutos y permisos legales: ¿Cuánto es el máximo de altura en el que se puede construir en tu barrio? 

7. Materiales: los materiales en los que están construidas las fachadas y los techos de tu manzana son determinantes a la hora de estratificar. 

8. Densidad inmobiliaria: la sobrepoblación, inevitablemente, lleva a la desvalorización. 

9. Entorno inmediato de la vivienda. 

10. Calidad del espacio público. 9. Grado de deterioro de la vivienda misma y sus años en pie. 

11. Paisaje urbano. 

Estos son entonces los más importantes y decisivos factores que se tienen en cuenta a la hora de determinar el estrato de una vivienda, un barrio o un sector y, por ende a la hora de establecer el precio de las casas en venta del lugar.

¿Quién me puede ayudar a encontrar las ofertas de casas que están en venta?

Una inmobiliaria o un agente inmobiliario será el encargado de: 1. En caso de ser propietario de una vivienda y querer venderla: ponerte en contacto con posibles y potenciales compradores que -según ellos consideren- estén aptos para pagar y costear el precio de la casa. 2. En caso de ser un potencial comprador: será la inmobiliaria la que te haga saber y te notifique, constantemente, las posibilidades y opciones que hay en el mercado según tu mismo presupuesto y tus necesidades. Recuerda, sin embargo, que acudir a una inmobiliaria -bien sea como propietario o como futuro comprador- implicará dar parte de tu presupuesto o de tus ganancias a ellos.

¿Existen medios virtuales mediante los que pueda estar al día y actualizarme respecto a las ofertas del mercado?

Así es de hecho, hoy por hoy existen inmobiliarias virtuales. ¿Quieres saber en qué consisten este particular tipo de inmobiliarias que funcionan gracias a la Internet y que se posan sobre determinadas páginas web? Pues bien, una inmobiliaria virtual es el lugar al que tanto compradores como propietarios pueden acudir, ya sea para promocionar sus casas en venta o para ver qué casas en venta hay en el mercado. Allí podrás tener contacto con distintas personas que están buscando lo mismo que tú o que tienen lo que necesitas. Recuerda que ya no vivimos en la época de piedra y que no hay mejor ni más ágil forma de actualizarnos y estar al pendiente -constantemente y en tiempo real- de las ofertas del mercado ¡que mediante Internet! No en vano la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y, ni cortos ni perezosos, debemos sacar provecho y hacer uso de las herramientas que la contemporaneidad nos brinda al alcance de la mano -o de un click-.

¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar una casa?

Existen ciertas cosas, básicas, que debes tener muy en cuenta y de las que debes estar muy pero muy seguro antes de animarte a -cerrar el contrato- y comprar una casa. No abras la champaña ni celebres sin antes considerar los siguientes 10 puntos que, a continuación, te vamos a enlistar: 

1. ¿Quién es el titular registral? Esto es de suma importancia y vaya si lo debes tener en cuenta antes de cerrar cualquier tipo de trato. Resulta entonces vital el comprobar que quién nos está vendiendo la casa, es en realidad, el propietario legal -y registrado- de la vivienda. Por favor, no dejes que te metan gato por liebre ni que abuse de tus ahorros; aquellos por los que tanto has luchado y por los que más de una gota de sudor has derramado. 

2. ¿Cuál es el estado de las cuentas? Nuevamente, no te dejes embaucar; infórmate muy bien para así no llevarte una que otra sorpresa desagradable que puede surgir en el camino. Así que, ya sabes, para curarte en salud no existe un mejor remedio que el de cerciorarte si la casa tiene algún tipo de hipoteca, embargo, cuentas pendientes o demás. 

3. ¿Cuál es el estado de la inspección técnica de edificios (ite)? Recuerda que esta inspección es OBLIGATORIA para todos aquellos inmuebles de más de 20 años de antigüedad. No olvides, además, que dicha inspección debe ser llevada a cabo cada 10 años para que esté vigente y, por lo mismo, sea válida. 

4. ¿Cuál es la cuota de la comunidad de propietarios? no olvides que dicha cuota es pagada en función de la participación total que le corresponda al edificio o a la casa. Es muy importante tener conocimiento, de entrada, de los gastos que implica la comunidad de propietarios para así saber, a ciencia cierta, si nuestro presupuesto se ajusta o no a adquirir la vivienda. Otra cosa, asegúrate de que el propietario anterior se encuentre al día con dichas cuotas y ahórrate de este modo un par de dolores de cabeza que, por ignorancia o desconocimiento, se pueden tornar en insoportables migrañas. 

5. ¿Qué obras tiene previstas la vivienda en caso de tratarse de un edificio? Esto respecta tanto a las obras ya aprobadas como a las pendientes (remodelar la portería, cambiar el portón de la entrada, cambiar el ascensor, etc.). Ahora bien, si nos referimos a una casa, deberás ver en qué estado están las tuberías o si hay humedad o posibles fugas. Recuerda que contar dentro de tu presupuesto los gastos por daños y reparaciones es menester para no dejarnos sorprender.  

6. ¿Existen denuncias en el ayuntamiento? Valdría la pena averiguar si algún vecino ha puesto algún tipo de queja o, en su defecto, una denuncia formal; puede que no se común que ello ocurra pero más vale ser listo y precavido, ¿estás de acuerdo? 

7. ¿Cuál es el estado financiero del vecindario y cuáles son sus estatutos? Otro factor a tener en cuenta antes de comprar una vivienda es si los vecinos se encuentran al día con los gastos de la comunidad o si, por el contrario, se encuentran en bancarrota. Sumado a esto, vale la pena conocer los estatutos propios de la comunidad para así saber si se prohíbe o se admite, por ejemplo, la tenencia de mascotas o animales -en caso, claro, de que seas un amante de los gatos o de los perros-. 

8. ¿En qué estado se encuentra la fontanería y la electricidad? Te recomendamos probar la presión de los grifos, por ejemplo, para así asegurarte de que todo esté en óptimas condicione so -al menos- prepararte y ser muy consciente de que deberás asumir ciertos gastos en reparaciones. 

9. ¿Cuál es el valor mínimo de venta de la comunidad? Determinar el valor mínimo de venta establecido por la comunidad en la que se encuentra tu vivienda -tu futura vivienda en potencia- es esencial. Al tener conocimiento de lo anterior, sabrás -más o menos- cuál es, o será, el valor del impuesto de transmisiones patrimoniales (itp) a asumir. 

10. ¿Cuáles son los gastos totales de todo lo que implica la compraventa? Recuerda que comprar una vivienda no es solo comprarla, recibir las llaves y ya; existen otros múltiples gastos que deberás asumir y añadir a tus cuentas como por ejemplo: los gastos del notario, los gastos del registro, los gastos en reparaciones y en caso de existir un préstamo hipotecario, sus cuotas mensuales. 

¿Ves que son muchísimas las cosas a tener en cuenta? Esperamos, de algún modo, haber sido de ayuda para que, bajo ninguna circunstancia, puedan meterte gato por liebre. Lema: prevenir, siempre, es mejor que lamentar.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis