Jardines de estilo rural por Planungsbüro STEFAN LAPORT

Consejos para el cuidado del césped

Consejos para el cuidado del césped

Encuentra las mejores ideas y consejos sobre el cuidado del césped. Inspírate con imágenes de césped bonitos y contacta al profesional ideal para tu jardín.
Encuentra las mejores ideas y consejos sobre el cuidado del césped. Inspírate con imágenes de césped bonitos y contacta al profesional ideal para tu jardín.

Adoramos las zonas verdes y naturales incorporadas en nuestras casas o edificaciones pero también sabemos que no habrá magia ni parques encantados mientras no haya un adecuado cuidado del césped. Saber mantener nuestro pasto, plantas, flores y demás elementos naturales es una labor noble que requiere de dedicación -en mayor o menor grado dependiendo del tipo de jardín- agua, amor pero (ante todo) requiere de estar bien informados. Que levante la mano quien no haya ahogado a una mata por exceso de agua o la haya secado por falta de la misma; la ignorancia es la madre de todos los problemas y la información es la solución, véase por donde se le vea. En homify encontrarás cientos de tutoriales relacionado con el cuidado del césped así como miles de hermosas imágenes que dan cuenta de suntuoso jardines a los que tú podrías aspirar con algo de práctica.

¿Qué debo hacer para cuidar de mi césped? 

Antes que nada debes entender que el cariño y la paciencia es la mejor forma de tratar con la madre tierra; una vez esto esté claro deberás seguir -rigurosamente- los siguientes pasos:

1. Tronzado: el tronzado del césped permitirá espesar la hierba. No olvides que al césped es mejor cortarlo de a poquitos y continuamente que trasquilar todo en una sola pasada. Recuerda cambiar la dirección en la que cortas para que, de este modo, las raíces de la hierba no sean presionadas hacia un mismo sentido. Reduce la dimensión de tallo cerca de 5 cm -si se trata de climas más cálidos podrás  permitir que la hierba sea un poco más larga pues así sobrellevará mejor la sequía-. 2. Abonado: el tronzado -a pesar de ser necesario- muchas veces suele eliminar muchos de los nutrientes de la hierba y es ahí cuando abonar se torna necesario; no olvides hacerlo cada 4 o 5 semanas. El cuidado del césped implica nitrógeno, potasio y fósforo así que date a la búsqueda del mejor abono.

3. Riego: este paso es esencial para lograr que tu pasto sea verde -como debe de serlo-.

4. Controlar las malas hierbas: bien dicen que las malas hierbas nunca mueren pero, de hecho, sí mueren si se sabe hacer bien la labor; el cuidado del césped, como cualquier otra cosa, requiere de técnica. Recuerda que la elección de las herramientas que utilices dependerá del tamaño de la mala hierba en sí; si se trata de malas hierbas pequeñas como el trébol blanco o las verónicas, podrás extraerlas con tan solo un escarificador manual. No olvides que existen medios mecánicos muy potentes para extraer a las hierbas malas más grandes. Por su parte, las margaritas y los dientes de león deben ser extraídas con un arrancador de raíces para así evitar que vuelva a crecer. También existen los herbicidas que, muchas veces, son la única solución. ¿Alguna vez pensaste que todo esto implicaba un óptimo cuidado del césped?

5. Escarificado y aireación: el aire es necesario, para todo, por lo que se requiere de él para que las plantas puedan crecer. En ocasiones, el suelo sobre el que emerge el césped no es lo suficientemente arenoso o poroso para permitir el acceso del aire a las raice -causal de posibles estancamientos en el crecimiento de las plantas o del pasto mismo-; así las cosas, solo necesitarás de un rastrillo para hacer orificios en la superficie y rellenarlos con arena gruesa que permita que el agua pueda fluir transportando el oxígeno a las raíces. Por su parte. el escarificado es el responsable de extraer las hierbas muertas y demás restos de césped.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de regar mi césped?

Como ya lo hemos mencionado anteriormente, regar el césped es quizás uno de los pasos más claves para el mantenimiento de tus pastos y jardines; sin embargo, no se trata tan solo de regar a la ligera ya. existen ciertas pautas y reglas específicas que deberás tener en cuenta a la hora de regar tu césped y aquí te enumeramos algunas:

1. Determina la frecuencia de tu riego según la temperatura y la humedad.

2. Procura regar a horas menos cálidas evitando que gran cantidad del agua regada sea evaporada casi de inmediato.

3. No olvides que una vez la hierba comienza a necesitar agua lo sabrás pues empezará a adquirir un color azulado o grisáceo que indicará un proceso de marchitación inminente.

4. En caso de haber plantado un césped nuevo, se recomienda regarlo una vez al día para que así las semillas puedan germinar formando un sistema de resistentes raíces.

5. Hoy por hoy, son muchas las opciones con las que se cuenta a la hora de regar; existen mecanismos manuales o automáticos -incluso semiautomáticos- para hacerlo. Bien sean aspersores programables o bombas, las posibilidades son múltiples.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!