Jardines zen: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. Ad
  3. Ad
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  5. Ad
  6. Ad
  7. Ad
  8. Ad
  9. Ad
  10. Ad

¿Cómo crear tu jardín zen?

 Antes de iniciar a diseñar un jardín con esencia zen, debemos conocer de qué se trata el Feng shui. Feng Shui es un arte ancestral, originario de China, que busca alcanzar el bienestar y armonía total del individuo a través del equilibrio con su entorno. La mayor razón para aplicar esta doctrina en cualquier espacio es conseguir que la abundancia, prosperidad y paz fluyan como una con la energía de la naturaleza en nuestro hogar a través de ciertos lineamientos y distribución.  El feng shui aplicado de forma adecuada atraerá el balance del universo como una corriente a cada espacio del hogar, seguramente llenando los sentidos de relajación y serenidad.  

El tamaño del terreno no es relevante para crear un espectacular jardín, y las herramientas y complementos son los mismos que se utilizarían para esta tendencia en el interior del hogar. Para crear el jardín, se debe tener profundo conocimiento del mapa Bagua, que es un símbolo milenario del feng shui que divide cualquier espacio en nueve zonas con diferentes significados para guiar la ubicación adecuada de sus componentes. Algunas de las áreas son  riqueza, amor, salud, conocimiento, carrera y creatividad, y su correcta estructuración generará cambios positivos en todos los aspectos.  

El feng shui también incluye una teoría de cinco elementos que representan cinco maneras de manifestar la energía positiva y canalizarla en nuestra decoración. Estos elementos son la madera, el metal, el fuego, el agua y la tierra, y cada uno representa sensaciones diferentes que bien equilibradas, ensamblan el bienestar necesario para cualquier diseño.    

Materiales a utilizar   

En realidad, las herramientas y materiales que se utilizan para un jardín zen son las mismas que se utilizarían para el diseño de interiores al estilo feng shui.   

La energía Chi es la energía vital, la esencia que nutre nuestra vida y la del universo, y como fundamento del feng shui debe fluir libre por cada espacio del hogar y de esta forma, por nuestro cuerpo. Esto es importante porque dependiendo de la orientación que demos a los complementos del jardín y el material del que se compongan, el Chi se puede desbalancear o incluso, bloquear. Hay formas variadas de incluir los elementos necesarios e integrarlos con simbolismos importantes, como una tortuga de metal protegiendo tu jardín; ya que este es el único de los cuatro animales sagrados del feng shui que perdura, y simboliza larga vida y prosperidad para tu vida.   

Las campanas de viento también son un recurso fundamental del que valernos para hacer una curación feng shui, solo recordando que según determinada orientación y material de base utilizado puede cambiar el ambiente por completo (de metal son más propicias al norte y oeste, de madera hacia el sur y el este, y de cerámica o cristal en el noreste y suroeste)  

No se debe dejar por fuera el uso de la madera, que es uno de los cinco elementos principales del feng shui, y es un material noble, cálido, con energía vital y que tiende a calmar el Chi, siendo neutral y representando crecimiento y evolución.   

Algunas fibras naturales como rattan, mimbre y bambú ayudan a calmar el Chi, además de aportar una esencia natural incomparable a cualquier aplicación en la que se utilicen.  

El cristal es muy útil para activar o regular el Chi, debido a su amplio espectro de luz que es capaz de armonizar el yin y el yang de cualquier área, poniendo a circular la energía estancada. Su presentación más común de encontrar es en las llamadas esferas de arcoiris con base de Swarovski.   

El metal es un elemento muy importante en el feng shui, pues ayudar a movilizar energía estancada o bloqueada y así, a revitalizar el Chi. También está asociado a la introspección, a la evolución y a la prosperidad.   Las telas son siempre una gran parte del diseño por su utilidad, y en cuanto al diseño del jardín, pueden ayudar a crear ambientes serenos y cálidos. Lo ideal es que no más del 50% de éstas sean sintéticas, sino que prevalezcan las de fibra natural como lana, de algodón completamente o de seda.  

La cerámica en el Feng Shui se asocia con el elemento Tierra, y por tanto puede tener efectos variados dependiendo del acabado que se escoja. La natural y sin tratar tiende a enlentecer el Chi, y las de aspecto satinado o vidriado lo aceleran.  

Las piedras representan estabilidad. Piedra natural lisa o pulida en el centro del hogar o jardín ofrece armonía, pero colocadas en la entrada pueden significar obstáculos y más aún, si son rugosas, pues dispersan el Chi.  

El plástico para flores artificiales y para cualquier uso es contraproducente para esta tendencia pues bloquea el flujo de energía, igual que la mayor parte de fibras sintéticas.   Un complemento fabuloso son las superficies, azulejos y ladrillos con aspecto acristalado, al igual que las alfombras de fibra completamente natural. Todos ellos ayudan a crear muy buena energía armoniosa.   

¿Qué tipos de plantas se pueden utilizar? 

- Bambú 

- Peonías 

- Árbol de arce rojo japonés 

- Ciruelo 

- Orquídeas 

- Crisantemo 

- Flor de iris 

- Azucena

- Flor de loto 

- Narcisos

- Magnolia 

- Jazmín 

- Gardenias 

- Pino Árboles de cítricos (como el limonero) 

- Hierbas y especias 

- Lirios     

¿Que tener en cuenta para su mantenimiento?   

Un punto vital es proteger el jardín de las mascotas por medio de colocación de barreras  resistentes, tanto para conservarlo en buen estado como para prevenir intoxicaciones.   

La maleza puede ser la peor enemiga del jardín Zen, por lo que junto con la colocación del abono o tierra debe instalarse una malla antimaleza, que ni siquiera se notará con el uso de arena o grava encima y protegerá la creación de cualquier crecimiento dañino.  

Conservarlo limpio y sin desorden, sin acúmulo de objetos.   El patrón de riego debe ser consistente y de conocimiento general para evitar exceso o falta de nutrientes. Abonar y fertilizar la tierra regularmente.  

Jardínes Zen interiores 

Los jardínes Zen interiores tienen numerosas ventajas, entre las cuales las más importantes son que relajan y ayudan a meditar mejor. Por esta razón, son muy utilizados en oficinas y en el hogar.  Los componentes básicos de cualquier mini jardín zen son la arena o grava y las piedras. La arena representa el océano y las rocas son simbolismos de islas o montañas. Se fundamenta en que al ser conscientes del camino que se puede marcar en la arena, nos alejamos de las tensiones y preocupaciones.   

Procedimiento: 

- Conseguir un contenedor en forma de cuenco, que sea amplio y espacioso.  

- Llenarlo con arena, que puede ser de colores diversos aunque si es blanca y natural, el resultado es mucho mejor. 

- Puedes colocarle artículos decorativos como piedras de río, esferas de arcoiris (o bolas de Feng Shui) y cuarzos, pero recuerda dejar espacio suficiente para dibujar en la arena.

- Lo tradicional no es incluirle plantas, pero estas en realidad (escogiendo las adecuadas) pueden agregar un toque muy especial al jardín.

- Las escobillas perfectas para dibujar en la arena son de materiales naturales, como madera o bambú.   

Para sugerencias sobre diseños de jardín, puedes consultar a los arquitectos paisajistas en homify.