Piscinas: ideas de decoración | homify

Piscinas

¿Qué hace que una piscina sea perfecta?

Perfecta es aquella que nos sirve para disfrutar, relajarnos o hacer ejercicio. Tener una piscina en la casa es un gran compromiso, porque hay que esforzarse mucho para mantenerla limpia. Si tienes interés en comprar una, hay una gran variedad de modelos y precios. Informarnos bien antes de tomar una decisión es la mejor manera de saber que hemos hecho la elección perfecta.

Piscinas: ideas e inspiración

Hay muchos lugares donde puedes encontrar ideas e inspiración para tu piscina. Si ya tienes una idea de lo que te gustaría tener, a continuación, tienes que asegurarte de que tu idea encaja con el espacio que hay en tu casa o si es preferible buscar otra opción, tamaño o forma que se adapte mejor.

¿Cómo hacer el diseño de una piscina?

Hay muchos puntos que debes tener en cuenta y que no tienes que saltarte. El primer paso es elegir la forma y el tamaño, aunque esto más que una elección libre, depende del lugar donde quieras instalarla, así que acuérdate de medir bien el espacio donde te gustaría ponerla.

El siguiente paso es encontrar la tecnología adecuada, ya sea un calentador, una bomba, un filtro o un generador de sal. Tener la tecnología correcta es muy importante, así que vale la pena consultar con un profesional y asegurarse de que compramos el equipamiento apropiado.

Una vez hecho esto, no hay que olvidarse de la estética, hay muchos detalles y accesorios para piscinas que podrían adecuarse a tu gusto. Lo principal es que le des tu toque personal: una iluminación de colores, efectos cambiantes de luces, chorros de agua, toboganes, bordes, pisos o, inclusive, un asador para hacer barbacoas son complementos que hacen que el espacio sea llamativo y contribuyen a que sea un lugar en el que te guste pasar el tiempo con tu familia y amigos. Por esta razón, lo que decidas poner alrededor de ella es fundamental.

¿Qué tengo que tener en cuenta antes de diseñar e instalar una piscina?

Hay cosas importantes a considerar, como por ejemplo: ¿en qué lugar la vas a colocar? ¿Vas a utilizar la piscina si está al aire libre? ¿Va a romper esta con la armonía de tu hogar? ¿Cuánto uso le vas a dar? Plantéate realmente cuáles son tus necesidades y gustos antes de tomar cualquier decisión.

También hay otros factores que tienes que tener en cuenta: ¿tiene las medidas de seguridad adecuadas? ¿Tienes el tiempo y la energía necesarios para su mantenimiento? Este trabajo puede ser tedioso, sobre todo, si no le das tanto uso como para que valga la pena todo el esfuerzo que esto supone. El mantenimiento puede incluir muchas tareas, como la limpieza, arreglos de fugas o mantenimiento técnico -entre otros-, lo que puede significar muchos gastos y requerir de un gran sacrificio.

Debes tener en cuenta también los costos que va a generarte tener una piscina en la casa. Hay muchos gastos asociados, y si le vas a dedicar una gran cantidad de espacio, tiempo y dinero, entonces definitivamente vale la pena que te cerciores de que estás listo para este gran compromiso.

¿Qué tengo que tener en cuenta al remodelar una piscina?

Ya sea porque quieras darle un nuevo look o remodelarla completamente, hay trucos que puedes usar para darle una apariencia más moderna y renovada. Hacer una remodelación puede darle a tu casa un aspecto impresionante e incluso puede hacer que desees pasar más tiempo en ella.

En homify puedes encontrar muchas fotos que capten tu atención y te den ideas creativas, si deseas hacer un cambio a cualquier zona de tu hogar, incluyendo tu piscina. Siempre podrás encontrar exactamente el estilo que más se adecue a ti. Puedes crear también un libro de ideas con todas las imágenes de piscinas que más te agraden y añadirles texto para comentar lo que te llamó la atención y así poder recordar tu proyecto.

¿Cuánto cuesta la construcción de piscinas?

El costo siempre va a depender de las decisiones de diseño que tengas al realizar el proyecto. Por ejemplo, si decides contratar a un profesional, a pesar de que esto implica más gasto en un primer momento, a la larga puede suponerte un gran ahorro y, además, te permitirá tener un modelo perfecto y sostenible.

Los costos que genera tener este refrescante lugar pueden variar enormemente, pero lo que más va a determinar el precio es la amplitud y la profundidad que quieres que tenga. Por ejemplo, si quieres que sea honda, ten en cuenta que esto requerirá más tiempo y materiales de trabajo. Otro factor que hará oscilar el precio es el material que quieras usar. Bien sea vinilo, hormigón o fibra de vidrio, como es de suponer, unas opciones son más económicas que otras.

¿Qué mantenimiento necesitan?

La limpieza de una piscina es uno de los puntos más importantes en el que centrar tu atención si quieres tener una en tu casa. Hay muchas personas preparadas que pueden ayudarte con ello, los profesionales en el mantenimiento de piscinas son la mejor elección, sin embargo, no son la opción más barata. Si deseas hacer el trabajo tú mismo, tienes que tener en cuenta muchos detalles, como conocer el nivel adecuado del pH del agua, del cloro o la dureza de calcio, entre otros factores, y saber cuándo deberías chequearlos y con qué frecuencia.

¿Existen varios tipos de piscinas?

Dentro de las piscinas prefabricadas o piscinas de fibra, hay dos tipos fundamentales, los cuales tienen sus aspectos positivos y negativos. Dependiendo de la frecuencia con la que la vas a usar y de cuánto puedes permitirte gastar en ella, te convendrá más un modelo que otro, así que, es mejor para ti instalar la que se adecue más a tus necesidades y estilo de vida:

A ras del suelo

El coste de las piscinas bajo suelo es por lo general mucho más alto que el de las elevadas. Si no estás seguro de poner una en tu casa, la instalación en el suelo no es lo que mejor encaja contigo (principalmente, por todo el trabajo que supone construirla), pero también porque la instalación en el suelo supone un cambio estético muy importante en el jardín o habitación que quieras dedicarle. Si después de un tiempo deseas recuperar este espacio para destinarlo a un nuevo proyecto, la remodelación de esta zona puede ser mucho más trabajosa.

Elevadas

De las dos opciones, las piscinas por encima del suelo son sin duda la opción más económica. Aunque muchos piensan que no son tan estéticamente agradables y pueden dar la impresión de ser más pequeñas, la parte positiva es que puedes dar rienda suelta a tu imaginación y hacerlas un lugar mucho más dinámico con toboganes y trampolines, que son mucho más fáciles de añadir debido a que no necesitan una medida concreta.

Además de significar un ahorro instantáneo, si te aburres de tener una en casa, es muy fácil de desinstalar en comparación al trabajo y el coste que implicaría la otra opción. Otra ventaja es que son mucho más seguras que una piscina bajo tierra para los niños pequeños o mascotas, debido a que, para poder acceder a ellas, es necesario subir una escalera.

Otros estilos 

Piscinas modernas

Hay muchos estilos en los que puedes inspirarte para crear la tuya; por ejemplo, si tu piscina está cubierta, un estilo moderno encajaría muy bien. Que este mismo look fluya en toda tu casa, incluido tu jardín, puede hacer que el espacio sea mucho más agradable, y creará el ambiente perfecto para disfrutarlo con tu familia y amigos.

Piscinas eclécticas

Tener una piscina ecléctica suele ser la elección perfecta para las familias, ya que se pueden reunir varios estilos en un mismo ambiente y, de esta manera, tener en cuenta los gustos de todos. Existe la libertad de mezclar y combinar diferentes colores y luces; la creatividad es el factor principal en este estilo decorativo.

Piscinas clásicas

Uno de los muchos tipos de piscinas son las de estilo clásico. Tener un estilo clásico es a menudo la opción más popular, ya que puede dar una sensación elegante y atractiva a una estancia.

Sus beneficios son que añade valor y elegancia a tu casa, además de aumentar su valor en el mercado inmobiliario. Una a ras del suelo es la opción más popular, combinada con accesorios tales como plantas y una iluminación adecuada.