Puertas corredizas: Ideas, diseños y decoración

  1. Ad
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Ad
  5. Ad

Puertas corredizas

Esta solución se remonta en la historia, aunque parezca un invento moderno, se trata de un sistema que nos acompaña desde hace muchos años atrás, pero se ha diversificado, tanto en sus modelos, formas, tamaños,  materiales o tecnología, como los ejemplos que se explican a continuación:

Puertas corredizas dobles: si o si el espacio las deja instalar, es una alternativa genial, porque dos suelen ser mejor que una, igualmente son una forma de imponer un estilo claro dentro del diseño. Se utilizan más que todo en espacios amplios, salones grandes o un área importante, como la entrada de la casa. 

Puertas empotradas o de bolsillo: Este sistema oculta los rieles, el marco, incluso la puerta una vez que se abra de par en par, en el caso de presentar alguna falla, debe abrirse el tabique para ser reparada, defecto que le resta puntos a su favor Pueden conseguirse de materiales como la madera, metálicas, hasta vidrio templado.

Puertas plegables: No son las más llamativas, ya que pueden solventar el problema que tengas en un ambiente pequeño. Son ideales para baños estrechos, ya que ella se va plegando en sí misma, sin ocupar demasiado espacio. Por lo general están hechas de plástico o en algunos casos de madera y diversos colores para que se puedan combinar con facilidad con la decoración de su alrededor.

Guía externa o tipo bypass: Se trata de una solución sencilla, muy común, en donde la puerta se desliza por riel externo, sin embargo posee una desventaja, necesitando espacio completamente libre, sin colocar objetos que entorpezcan en su trayectoria.

Puertas de patio: Lo más usado es que sean panorámicas, lamentando que necesiten de mucha área, ya que son diseñadas con ventanas amplias para poder ver el paisaje del patio, la terraza, entre otros.

Puertas correderas de metal: Dedicadas a los amantes del estilo moderno, el metal es una idea interesante que se debe combinar bien. Actualmente en el mercado se vende una gran variedad de modelos, construidos en este material, desde sus rieles, hasta la puerta en sí, con algunas aberturas con vidrio. Logrando un aspecto de interiorismo brutalista o industrial.

Puertas correderas de madera: La madera sigue marcando tendencia a pesar de lo bien usada que ha sido empleada. Es un cerramiento atemporal, que se consiguen en modelos más tradicionales, o simplemente con líneas contemporáneas, con acabados naturales y esmaltados.       

Pros y contras de una puerta corredera

Los Pros: 

-Poco espacio de apertura. 

-Están hechas de elementos livianos, por lo que son fáciles de manipular. 

-Logra crear un espacio más grande visualmente. 

-Crea espacio extra. 

-Se consiguen en una amplia variedad de materiales.

-Son de fácil mantenimiento. -Ideales para cerrar pequeños espacios. 

-Indicadas para personas de tercera edad.

Las Contras:

-No resisten fuertes vientos, tampoco son recomendables para zonas propensas a huracanes. 

-Los rodillos tienden a resecarse o corroerse con el tiempo, dificultando su apertura. 

-No son ideales como barreras de seguridad. 

-Si se tratan bruscamente pueden romperse o salirse de su carril con facilidad.

Elementos de las puertas correderas: pomos, cerraduras y tiradores

Hay que tomar en cuenta que para su instalación debe llevarse a cabo por profesionales expertos, porque su sistema no es tan simple y se debe colocar con sumo detalle.

Se puede escoger entre un sistema de puertas dobles o sencillas, es indiferente, pero se debe tomar en cuenta lo que favorezca para la entrada de la habitación. Si es doble hoja, con abrir a la mitad es suficiente para el paso y tener privacidad a la vez. De otra forma, con una sencilla el rango de sus dimensiones van a ser diferente según el diseño y la categoría del espacio.  

El cuanto al soporte debe ser mayor o más grueso que la puerta en sí, de esta forma su estructura será más segura y resistente.

Cuando se usa para ambientes exteriores e interiores, siempre se define de acuerdo con lo que el usuario requiera, por esto el sistema de cerraduras tiene que ser el educado, un pomo o tirador con cerradura incorporada o el sistema de cerradura que va a parte de la manilla, evitará que nadie se quede afuera o dentro sin poder abrir la puerta.

Sin embargo, hoy en día existen un sin fin de modelos con cerraduras inteligentes y electrónicos, donde la huella dactilar o un código de números facilita la vida a aquellos que pierden las llaves con frecuencia.

¿Qué superficies son mejores para una puerta corredera?

Al tomar la decisión de comprar una puerta corredera, es hora de que se escoja el componente que mejor combine con la decoración, incluso el sitio donde estará ubicada es una determinante, si es de exteriores tienen que estar hechas con un material resistente, en cambio en interiores puede ser más libre su elección.   

1.La madera maciza: es ideal para exteriores, ya que resiste el paso del tiempo o agentes climático, si se cuida de la forma adecuada, perfecto aislante acústico, imponente y genera una sensación hogareña donde se coloque. 

2.Los elementos que imitan la madera, tales como el MDF, formica, enchapados, deberían ser usados para interiores, porque no están hechos para soportar cambios de clima bruscos, humedad o demasiado sol.  

3.El vidrio sin dudas es un clásico que aporta elegancia, pero al tratarse de una puerta corredera, será mejor colocar dentro de casa, para dividir la sala del comedor, dentro de área de baño, cuidando que sea del tipo esmerilado, que al romperse cae en pedazos pequeños para prevenir accidentes. 

4. Una puerta de acrílico imita muy bien al vidrio, sin embargo se nota la diferencia pero pasa desapercibida, es una opción más económica y fácil de trasladar e instalar. 

5.Si escoges hacer tu puerta corredera de acero, transformaras tu ambiente a una habitación moderna. Pero se necesita que sea entamborada, de ningún modo puede ser maciza porque pesaría demasiado, lo cual no es nada práctico.

Además la puertas correderas pueden servir para: 

-Closets: con materiales traslúcidos, sólidos o parcialmente cerrados, como las romanillas, también se consiguen tipo espejo para darle mayor amplitud al ambiente o con materiales tradicionales.

-Balcón, patio o terraza: los cerramientos más comunes para estos espacios suelen ser de vidrio panorámico, acrílico, incluso de acero microperforado, las opciones solo se limitan al presupuesto o a la imaginación.

-Para cerrar el espacio de lavandería: este tipo de sitios necesitan una puerta para esconder todos los aparatos y productos de limpieza, por lo que una del tipo corredera es genial porque no quitará nada de espacio.  

¿Cuánto cuestan las puertas corredizas?

En nuestro país existen muchas empresas grandes, pequeñas y productores independiente que se encargan de la fabricación e instalación de este tipo de puertas, su rango de precios varian entre los $605.000 a los $440.000. En cuanto a la instalación no siempre está incluida en el precio final, por lo que se debe consultar esto antes de realizar la compra.