Salas: ideas de decoración | homify

Salas

¿Cómo puedo tener la sala perfecta? 

La sala ideal siempre será una mezcla entre la experticia en el diseño y el gusto personal. Por supuesto, depende del tipo de materiales, el estilo y el color deseados. Sin embargo, todo buen diseño debe respetar el espacio sobre el cual se va a trabajar. No se busca tener un ambiente saturado, sino por el contrario uno tranquilo y relajado. Después de todo, la sala es donde se pasa la mayor parte del tiempo cuando se está en el hogar. Es un lugar para dejar atrás el estrés y disfrutar del tiempo libre, y tener esto en cuenta ayuda a la hora de saber cómo decorar una sala. 

¿Dónde puedo encontrar inspiración y nuevas ideas? 

Cualquier persona que quiera diseñar su sala perfecta bien puede encontrar todo un abanico de ideas disponibles en el sitio web de homify. Hemos incluido para ti muestras de algunos de los diseñadores de interiores más renombrados del mundo, permitiéndote así encontrar el estilo que mejor se adapte a tus sueños y aficiones. Simplemente navega a través de las opciones disponibles y, cuando encuentres algo que llame tu atención, podrás archivarlo para verlo más tarde creando un libro de ideas de homify. Incluso puedes añadir notas a medida que va avanzando en tu búsqueda, construyendo una imagen acabada de cómo podría verse el lugar. 

¿Qué cambios o diseños puedo introducir en mi sala? 

Hay varios elementos clave para tener en cuenta en el diseño de cualquier sala. Por ejemplo, puedes seleccionar el color de las paredes o el tipo de piso que vas a usar. ¿Te gustaría una alfombra ostentosa o algo más bien minimalista? ¿Hablamos de salas en “I” o rectangulares? Además está la importancia del amoblado. Este puede ser colorido, original y llamativo, pero también puede ser frío y reservado. Todo depende de la personalidad de quien diseña, así que ¿por qué no dejar fluir la creatividad? En todo caso, intenta basarte en cómo usará la habitación. Podría ser que en un futuro decidas tener un comedor o una bodega en ese espacio. Si consideras que este tipo de cambios son una opción, la mejor recomendación es escoger un diseño minimalista que pueda ser alterado fácilmente. 

¿Qué color debería escoger para la pared de mi sala? 

Esto depende completamente del gusto de cada individuo. Sin embargo, los expertos recomiendan tener en cuenta el tamaño del lugar. Los colores pasteles pueden hacer que espacios reducidos se vean más grandes y sueltos, mientras que colores fuertes resaltan la demarcación de las áreas. En caso de querer estilizar un espacio amplio, lo mejor es experimentar con tonos fuertes y brillantes. La iluminación también hace la diferencia. En habitaciones con poca entrada de luz, emplear colores claros puede ayudar a sacar el mayor provecho de la luz disponible, convirtiéndolas en un espacio más agradable. 

¿Qué tipo de piso debería poner en mi sala? 

De nuevo, esto depende parcialmente del gusto de cada persona. Piensa en el tipo de habitación que va a ser diseñada. ¿Debe ser un sitio cómodo y acogedor, o la intención es hacerlo elegante y sorprendente? Las alfombras son una buena opción para clima frío, siendo mucho más cómodas y amables con los pies. Muchos optan también por pisos de madera, los cuales aportan una apariencia más cálida y orgánica y, además, tienden a ir bien con muebles modernistas. No obstante, los tablones de madera tienen un mantenimiento complicado y se dañan fácilmente, por lo que es necesario pulirlos regularmente para mantenerlos en condiciones óptimas. 

¿Cuál diseño sería el correcto para mí? 

En pocas palabras, el diseño de sala ideal es aquel en el que le encantaría pasar su tiempo. Para las familias será importante tener espacio dónde sentarse y moverse de manera segura. Para otros, la estética de la habitación podría ser más importante, aunque de hecho puede disfrutar de ambas cosas. Hay muchos estilos disponibles en homify, ya sea que quiera una habitación de tipo escandinavo, un retiro en el campo, algo con un toque chic-industrial, o un lugar majestuoso y colonial. 

¿Existen algunas pautas para la decoración de mi sala? 

A veces menos es más y un buen diseño tiende a evitar adiciones innecesarias o muebles que reducen el espacio disponible para los residentes. Sin embargo el balance es crucial. Si está dentro de tus posibilidades, evita espacios vacíos excesivos. Así mismo, tómate el tiempo necesario para elegir los muebles correctos. Por su costo, mesas y sillas son difíciles de reemplazar en caso de no ser las apropiadas. En general, la mejor idea consiste en elegir aquellas piezas que pueden acomodarse a varios diseños, aunque para algunas personas el confort siempre será lo más importante. 

¿Cómo puedo implementar accesorios en mi sala de manera exitosa? 

Los accesorios pueden mejorar o arruinar un diseño exitoso, así que presta especial atención a ítems como obras de arte, objetos decorativos, lámparas, cojines o lanzas. Accesorios bien elegidos pueden agregar algo de carisma y un feeling hogareño a cualquier estancia, aunque es fácil excederse y perder el balance del espacio disponible. No obstante, la mayoría de accesorios para las salas están hechos para experimentar con ellos y ser fácilmente reemplazados a medida que cambia la moda. Tal vez te gustaría considerar también otros elementos decorativos como plantas y flores, los cuales son una excelente manera de añadir belleza y equilibrio a una habitación bien diseñada. 

¿Qué hacer si tengo una sala pequeña? 

La decoración de salas pequeñas puede suponer un reto, pero no cuando se tienen algunas ideas estupendas a la mano. Trata de obtener los colores correctos, usando tonos claros y asegurándote de que el espacio está apropiadamente iluminado. Los asientos pueden ubicarse debajo de las ventanas o cerca de las esquinas para maximizar el espacio, mientras que los accesorios se pueden obviar al mínimo para evitar terminar con una habitación estrecha. Eso sí, no te dejes desanimar por lo pequeño del sitio. Incluso las los espacios más pequeños pueden verse más grandes con algunas astutas ideas de diseño. 

¿Existe alguna guía de estilo para diseñar y decorar una sala?

Salas rústicas 

Las salas de estilo rústico tienden a depender de unos pocos materiales para crear un diseño atemporal bello y simple. El uso de ladrillos es bastante popular, junto con pisos y vigas de madera. Estos elementos básicos pueden ser adecuadamente decorados con grandes mesas de madera, armarios antiguos, evitando los colores brillantes. 

Salas modernas 

La decoración de salas modernas es similar a las de estilo minimalista en cuanto se basa en mobiliario contemporáneo, además de líneas claras y fuertes con el fin de generar un resultado impactante. Los espacios modernos tienden a hacer muy poco uso de adornos y decoraciones, si bien pueden ser fantásticos espacios para lucir obras de arte (sin hacerlo de manera excesiva). También tienden a ser adaptables a largo plazo y parecen estar siempre de moda. 

Salas de estilo industrial 

Hoy día viven muchas personas en apartamentos o bodegas donde los elementos industriales bien podrían hacer parte de la estructura de estos edificios. Dichos elementos pueden ser usados para crear diseños maravillosos y creativos a partir de metal pulido y muebles elegantes. El brillo del metal puede combinarse con tapetes y lanzas para añadir un toque deslumbrante, dando lugar a salas estilizadas de tipo industrial

Salas de estilo escandinavo 

Las salas de tipo escandinavo se acomodan en espacios modernos, con su particular preferencia por la elegancia minimalista, paredes blancas y decoración limitada. Sin embargo, los muebles son de suma importancia, siendo estos de tipo predominantemente escandinavo. Estantes de libros y mesitas de café de generosas proporciones son los elementos constitutivos de este popular estilo, aunque los colores brillantes son generalmente evitados. 

Salas de estilo mediterráneo 

La luz es un aspecto crucial en las salas de tipo mediterráneo. Después de todo su papel consiste en aprovechar todo el brillante resplandor del sol del Mediterráneo. Idealmente apropiado para domicilios en climas cálidos, con balcones y grandes ventanales, este estilo incorpora frecuentemente embaldosados coloridos y enladrillado en el interior.