Saunas: Ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. Ad
  4. Ad
  5. Ad

¿Qué es el Sauna?

Es un cuarto diseñado para regular la presión sanguínea a través de la expulsión de toxinas, busca ser un tratamiento de relajación para las personas después de realizar alguna actividad física o simplemente tras un largo día de trabajo. Las temperaturas más usadas en esta habitación oscilan entre 70°C a 100°C por lo que también es un auxiliar para los dolores musculares.

El vapor estimula las glándulas sudoríparas ocasionando que las células muertas se desechen por lo cual es recomendable entrar a un sauna de manera regular para mantenerse saludable. Si estás pensando en construir un sauna en tu casa, no dudes en contactar a un profesional con experiencia.

¿Cómo funciona un sauna y cómo se usa?

El sauna funciona con el calentamiento de agua en una parrilla y piedras que se encuentran en el centro del cuarto. Su calor húmedo o seco produce un vapor con neblina.

El vapor puede tomar hasta treinta minutos para calentar cuando empieza.

Temperatura: Los ajustes de temperatura vienen de la cantidad de agua que se pone en el calentador, el cual incrementa la humedad. Las temperaturas en las diferentes partes del cuerpo se pueden ajustar al ubicar una toalla en la zona que se quiera mantener fresca.

Parte del enfriamiento: Enfriarse un poco es parte del ciclo. Para esto es necesario tomarse un momento antes de salir del sauna. Antes de salir de las instalaciones, normalmente se cuenta con una piscina para enfriarse.

Beneficios en la salud

Los saunas, junto a los baños turcos, benefician la salud de diferentes maneras, es muy terapéutico porque ha demostrado en ayudar con problemas de adaptación, reducir la hormona del estrés y la presión arterial y mejorar las condiciones cardiovasculares.

Los gimnasios y los edificios son los que contienen un sauna o un spa, tener uno privado es un lujo, pero siempre hay acceso a ellos al tener una asociación al club, o como parte de un grupo de fisioterapia e hidroterapia.

Diferentes tipos de saunas

Sauna seco: Este se caracteriza por tener temperaturas altas como de 90°C a 110°C, por lo que el ambiente es muy seco. Esta forma de sauna es muy popular y es ideal si se quiere tener una sensación de calor bastante intenso.

Sauna húmedo: El sauna vector, con una temperatura entre 70°C y 90°C y una humedad relativa del 10% al 25%, tiene una bandeja de piedras calientes en la que se añade un cucharón de agua para generar vapor. Es la más popular en Colombia y es usada para relajarse después del gimnasio.

Sauna de vapor: Es una alternativa muy suave para el sauna tradicional, con unas temperaturas de entre 45 y 65°C y una humedad constante del 40% al 65%. Este clima es más favorable y permite a los niños y las personas mayores disfrutar de los beneficios del sauna. Aceites perfumados diluidos en agua acompañan a su relajación, especialmente los de eucalipto.

¿Cuál es el consumo de energía de un sauna?

Su consumo está en función del tamaño, el cual varía de 2 a 20 KW para las cabinas más grandes. En general, se permite alrededor de 1,3 kW por m³ de calentamiento a un sauna estándar. Por ejemplo, una cabina de 2x2m requiere una estufa de 6 KW. Un sauna con grandes superficies acristaladas requiere un poder mucho más superior.

Mantenimiento y limpieza del sauna

Después de una sesión, el sauna es un lugar lleno de humedad. Para evitar que la madera pierda las buenas condiciones, es esencial luchar contra dicha humedad. Si el mantenimiento no es lo suficientemente regular, es posible que desarrolle moho y hongos y que genere bacterias dañinas para la salud. Los usuarios también pueden desarrollar un problema de dermatitis contratante.

Inicialmente, es bueno dejar la puerta abierta hasta la próxima sesión para lograr una ventilación óptima. Para limpiar las paredes y cimientos, se debe utilizar una esponja empapada en agua tibia ligeramente clorada y pasar el cepillo donde las tareas son un poco más duras, tal como los ángulos.  Si el suelo está hecho de pantallas o rejillas, estas se deben elevar verticalmente para secar.

En cuanto a las piedras, es necesario vaciar completamente la trampa de piedra montada en la estufa al menos dos veces al año para aspirar los residuos de roca volcánica y remover los depósitos de cal en el fondo. Al llenar, se debe utilizar solo bloques intactos  y  cargar la bandeja suavemente hasta aproximadamente 5 cm por encima de la brida.

¿Cuál es el tamaño ideal para un sauna?

Las dimensiones de los saunas prefabricados van desde 1,20x1,20x2,50m hasta los 3 metros. La altura externa es generalmente de 2m. Si se busca poder acostarse dentro de él, es necesario por lo menos dejar una anchura de 2m.

El suelo debe estar hecho sobre una tierra estable y nivelada. El recubrimiento debe ser lavable, antimoho y antideslizante. Es recomendada la misma madera, y para la entrada o la parte transitoria hacia ella, debe tener azulejos o una entrada escalonada.  

Los saunas de madera, ¿qué esperar de ellos?

La construcción de un sauna es mucho más complicado de lo que uno podría imaginar. La cabina debe soportar calor seco mayor de 90°C, con un contenido de humedad del aire inferior al 20%, mientras que el sauna húmedo está definido por una temperatura de 50°C y un 60% de humedad. Estas condiciones son muy duras para la madera, así que cualquier madera no sirve, sino que tiene que poseer las siguientes características:

Para paredes y techos utilizar paneles de aproximadamente 15mm de ancho de abeto, cedro, cicuta y de pino;

Para el mobiliario interior (suelo, bancos, vestier, espaldar, etc.) debe ser usado álamo y abachi; todo lo que no se ve debe tener un panel duro.

Lana de roca para el aislamiento térmico para los paneles interiores y exteriores y los muebles de madera. Esta impide que la humedad produzca moho. También debe contener una puerta de vidrio ahumado y gruesa.

Tratamiento de la madera

Utilice un barniz marino para proteger la puerta, las manijas y la rejilla. La aplicación de varias capas mantiene el aspecto original y facilita la limpieza del mismo.

Los asientos, molduras o carpetas deben ser lubricadas en ambos lados. Se impregna la madera y hace que sea resistente al agua. Hay que tener cuidado de no aplicar ningún tratamiento en las paredes y el techo del sauna.

Si el sauna tiene un panel de vidrio o una puerta de cristal, es recomendable tratar la parte inferior ya que se puede degradar con la condensación. Para ello, debe usarse barniz marino.