Casas de estilo moderno por shfa

Fachadas de casas

Fachadas de casas

Encuentra las mejores ideas de construcción y diseño para fachadas de casas. Inspírate con imágenes de fachadas de casas modernas y contacta a un profesional.
Encuentra las mejores ideas de construcción y diseño para fachadas de casas. Inspírate con imágenes de fachadas de casas modernas y contacta a un profesional.

Las fachadas de casas son, sin dudas, aquella carta de presentación que nos invita a pasar y que, si se quiere, nos antoja de más. Ya sea que se trate de casas muy sobrias o altamente llamativas, estas son la primera impresión de toda vivienda y bien dicen por ahí que las primeras impresiones son las que cuentan. ¿Tu fachada logra transmitir el mensaje que quieres dar? ¿Es un buen abrebocas o una buena introducción al resto de tu hogar? ¿Está su estilo en sincronía con el estilo de tus interiores? Si aún no estás muy seguro de cómo responder estas preguntas es porque, sí o sí, ¡necesitas de nuestra ayuda! Así que, no lo dudes, continúa leyendo y anímate a aprender, de la mano de homify, todo lo que necesitas saber en materia de fachadas.

¿Cómo puedo tener o diseñar o una fachada moderna?

Aquí están entonces algunas de las normas básicas para lograr, exitosamente, dar con este estilo en tus exteriores: 1. Opta por trazos muy rectos, angulaciones definidas y figuras geométricas. 2. En cuanto a la paleta de color respecta, utiliza colores neutros y a la vez contrastantes como el blanco y el negro para así jugar -metafóricamente- con la luz y las sobras. 3. Asegúrate de que tu puerta no sea demasiado grande pues no se trata de evocar los enormes portones de épocas pasadas -gloriosas, pero pasada-. 4. Procura que tus ventanas que dan al exterior sean muy amplias para así propiciar mayor luz natural al interior de tu casa. 5. Recurre a lo último en tecnología; ¿para qué abrir manualmente tu garaje cuando puedes hacerlo a control remoto, por ejemplo? 6. Instala techos horizontales con buenos sistemas de drenaje de lluvias. 6. Presta particular atención a la iluminación para que así tu casa brille, con la misma intensidad, tanto en el día como en las noches. 7. En caso de contar con un caminito que conduzca a la puerta de entrada; asegúrate de iluminarlo de forma original al igual que tu patio o jardín; nota: cambia los caminitos rústicos hechos en piedra (que son adorables pero le van mejor a otro tipo de estilos- Por caminos hechos en piedras más pulidas o trabajadas o en materiales que permitan crear formas muy geométricas, iguales y contundentes.

¿Qué factores no pueden faltar?

Indudablemente, la puerta; pero dejemos de lado lo obvio, ¿no les parece? Si bien las fachadas de casas cumplen, sí, con una función estética y de presentación; existen ciertos factores funcionales que son básicos pero que, indudablemente, son vitales y se deben de tener muy en cuenta. ¿Sabes a qué nos referimos? A las 3 reglas de oro con las que estas deben cumplir: 1. Ser impermeables al agua -pues queremos vivir como reyes, no como patos-. 2. Poseer aislamiento térmico hacia el interior -pues lo que queremos es vivir allí, no sobrevivir-. 3. Tener aislamiento acústico -pues, por muy amigos, no queremos escuchar todo el día a los vecinos-.

¿Qué tipos de fachadas de casas existen?

No solo existen muchos estilos sino que además existen diversos tipos; ¿lo sabías? He aquí los tipos de fachadas que hay en el mercado y, claro, en las calles:

1.    Ligera

Esta parece una especie de piel o cobertura muy ligera que cuelga sobre la estructura base de la edificación, aunque nada tiene que ver con la estabilidad de la vivienda. Como todo en esta vida, este tipo tiene su pros pero, claro, también tienen su contras. Empecemos entonces por los contras para así luego alegrarnos con las buenas noticias, ¿les suena la idea?

Contras: Lastimosamente, las fachadas ligeras no son muy efectivas, por su mismo grosor y peso, a la hora de aislar, térmicamente, los hogares; lo mismo ocurre con el aislamiento el sonido y -como imaginarás- ocurre por las mismas razones. Debido a lo anterior, adquirir una podría implicar muchos costos adicionales como, por ejemplo, la inversión hecha en materia de calefacción o aire acondicionado. Como en todo, se trata de unas por otras.

Pros: Dentro de los pros o de las ventajas se destaca el hecho de que, al tener poco peso, este tipo permiten con mayor facilidad el óptimo paso de la luz natural. Sumado a esto, resultan muy eficientes cuando se habla de edificaciones demasiado altas o, si se quiere, para la elaboración de espacios públicos que -por serlo- tienen otras necesidades. Dependiendo de si la piel, o la fachada ligera, es continua o interrumpe los costados, se le clasifica como muros cortina o panel.

2.    Pesada

Por ella se entiende todas aquellas a las que ya estamos muy habituados; aquellas hechas de forma tradicional, con ladrillos o distintos materiales que -como su nombre lo indica- son más macizos y pesados. Encontramos entonces dentro de esta clasificación no solo a las fachadas hechas en ladrillo sino además los enfoscados, los aplacados, las hechas en piedra, en madera y muchas otras más como, por ejemplo, la transventiladas y las prefabricadas; y hablando de eso…

3.    Transventiladas

Si se quiere, podría decirse que las transventiladas llegan a asemejarse mucho a los muros cortinas; eso como para que te hagas una idea. Así las cosas, este tipo en particular de fachadas poseen montantes, travesaños y cerramientos; sin embargo, en este caso lo montantes se hallan anclados a los muros de fábrica y -a su vez- las piezas correspondientes se anclan a los cerramientos -por cierto, por lo general, se trata cerramientos más pesados que no son otra cosa que placas hechas a base de piedra o, en su defecto, de cerámica-. Este tipo de es utilizado con mayor frecuencia en edificaciones o construcciones institucionales pues su acabado posee, por todo lo ya mencionado, una mejor calidad.

4.    Prefabricadas

Se componen de módulos de pared que -a su vez- son previamente elaborados o prefabricados en un taller; de allí el nombre, por supuesto. Ya habiendo sido prefabricadas, este tipo solo deben ser ensambladas una vez se llega al lugar en obra o a la futura vivienda o edificación. No todas las fachadas prefabricadas son iguales o tienen el mismo proceso pues se entregan por niveles de acabado; en otras palabras, unas y vienen con puertas y ventanas previamente instaladas y otras no -solo para partir de ello como un ejemplo-. Algunos de los materiales más utilizados para la creación y fabricación de estas ventanas son: el hormigón, la madera y el GRC, entre otros.

¿Cómo puedo darle un estilo más tradicional y hogareño a mi casa desde su fachada?

Lo primero es optar por techos inclinados que den la sensación de hallarnos en la típica y acogedora casita de los cuentos de hadas. Lo siguiente será elegir los materiales y tonalidades indicadas. Dentro de los materiales recomendados se destacan, sin dudas, el ladrillo, la piedra y la madera por su sensación tradicional y a la vez cálida. Ahora bien, es importante destacar que el acabado de los materiales es tan decisivo a la hora de pactar un estilo como el material miso; con esto en mente, opta por acabados menos pulidos y más bruscos. 

No olvidemos que en medio de las perfecciones es donde se halla, de forma irónica, la suma perfección. Por su parte, dentro de los colores a elegir hallamos, presupuesto, el blanco pero además el amarillo y los demás tonos terrestres así como los tonos pastel y el terracota o vinotinto; es decir, son muchas las opciones y un tanto amplia tu gama de posibilidades y tonalidades, ¿no lo crees?

¿Dónde puedo encontrar más ideas?

¡En homify podrás hallar toneladas de inspiración para fachadas de casas y mucho más! Aquí podrás encontrarlas en todos los estilos, colores, patrones, tonalidades, formas, acabados, tendencias y demás. Déjanos poner unas cuantas semillas -ideas- en tu cabeza y verás cómo germinan y florecen si las sabes regar con un poco de creatividad, originalidad e imaginación; ¿te animas?

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis