de estilo  por CAMILA FERREIRA ARQUITETURA E INTERIORES

Salas pequeñas: 11 trucos para que luzcan más grandes y bellas

Evagianny Contreras Evagianny Contreras
Loading admin actions …

Con los trucos de diseño y decoración de interiores adecuados, el tamaño dejó de significar que un espacio deba tener menos estilo hace algún tiempo. Y tratándose de la sala, el corazón de la casa, el área vital que representa el primer contacto a nuestro hogar… Unos cuantos metros cuadrados no deben impedirnos conseguir que sea una habitación de ensueño. 

Por todo esto y más, ensamblamos una guía con diez secretos que no te puedes perder para que tu sala de tamaño reducido luzca más espaciosa. Después de todo, será el lugar de compartir con tus seres queridos, de recibimiento y relajación, y seguro quisieras que contará con dimensiones generosas. Después de aplicarlos, ¡parecerá otra!

¿Tienes un apartamento pequeño y estás buscando ideas para decorar?

1. Juega con el diseño un poco

Ponte creativo y no te limites. La idea es que combines colores y texturas. Gris, negros y blanco van perfectamente con colores vivos tales como el rojo en este ejemplo. La mesa de vidrio y el tapete, unos accesorios aquí y allá.

2. Deja que la luz natural entre

El secreto más importante a la hora de hacer que un espacio luzca más grande es que la luz (en todas sus formas) encuentre muchas vías despejadas para dispersarse, y en una sala pequeña tu mejor opción para lograr esto es dejar ventanales amplios y bien distribuidos.

Otra cosita: ¡no pongas cortinas oscuras! Esto sólo hará sentir el área más encerrada y diminuta; más bien deja unas que le den la bienvenida a la luz natural sin restricciones. 

3. Pon una alfombra en tonos claros

Una forma que quizás no conocías de hacer que tu sala luzca más amplia es ponerle una alfombra que demarque su espacio. No sólo te servirá como separador de ambientes sin llegar a limitar sus medidas, también si escoges una que contenga formas amplias y abiertas en tonos neutros o pasteles, ampliará visualmente el espacio. 

4. Escoge el sofá correcto

Otro punto que puedes usar a tu favor en una sala pequeña son los muebles, si los distribuyes adecuadamente se multiplica el espacio disponible de inmediato. En la actualidad encuentras sofás en múltiples variedades de formas, colores y tamaños para ajustarse a cualquier diseño: lineales si solo cuentas con una pared, esquinero para ahorrarte varios metros, y hasta modernos tipo diván con reposa-pies para no perder el confort. 

5. Añade todo el blanco que puedas

No nos cansamos de repetir las ventajas que tiene el blanco como color de base para cualquier espacio, especialmente si éste es de tamaño reducido. Una sala pequeña puede beneficiarse de gran manera con todo su diseño en blanco, no sólo reflejará la luz de forma casi mágica para dar la impresión visual de ser más espaciosa, sino que también desbordará modernidad y clase. 

Sala de Monica Saravia

6. No tengas miedo de mezclar áreas

Generalmente estamos acostumbrados a encontrar la sala y el comedor inmediatos el uno al otro, por ser áreas sociales y centrales al diseño de cualquier casa. Si este es tu caso y crees que esto hace que tu sala de estar sea más pequeña, ¡no es así! No temas mezclar áreas tan cercanas en función y tradición, además quedarán un par de sillas extras a la mano para el momento de compartir con amigos o familia. 

7. Agrega objetos curiosos

Todo está en la mente, incluso que un espacio sea limitado de tamaño o no. Y esto también funciona para tus invitados, si dejas uno que otro objeto que desvíe la atención por completo de las dimensiones, nadie se detendrá a fijarse en si tu sala es pequeña o no. Y entre artículos para escoger… ¡Deja siempre espacio para el arte! No solo embellecerá toda la habitación, sino que le pondrá un toque de tu gusto personal que no pasará desapercibido. 

8. Inclínate por lo minimalista

No es casualidad que las casas con estilo minimalista luzcan siempre amplias y ultra-modernas. Esta tendencia favorece la percepción de amplitud al seguir un diseño despejado y desahogado de toda extravagancia. Por eso, para una sala pequeña opta siempre por objetos minimalistas bien distribuidos, elige colores neutros, y vuelve a lo básico que siempre luce muy bien. 

9. Juega con las formas

¡Que tu sala sea pequeña no significa que tenga que ser simple o aburrida! Acepta el tamaño con el que cuentas con gracia, y ponle muchas formas diferentes que mantengan atento al que observe. Cuadros de arte contemporáneo, figuras paramétricas en la pared, patrones divertidos en la alfombra y cojines… No hay forma de cansarse de mirar esta sala tan pequeña, pero tan moderna. 

10. Usa paredes traslúcidas

 de estilo  por Ghar360
Ghar360

Drawing Room

Ghar360

Si quieres un cambio más radical y que aumente drásticamente el tamaño de tu sala, no puedes dejar de poner paredes de vidrio que dejen pasar la luz. Tu sala será como una caja de cristal elegante y sobria, además de que en un abrir y cerrar de ojos su tamaño será visualmente superior. 

11. Que sea un espacio práctico y funcional

Como en todo momento de la vida en el mundo actual, debemos buscarle a todo el lado de la comodidad y la practicidad. Y a la hora de aplicar esta idea a una sala pequeña… ¡Sé creativo con el almacenamiento y los lugares para colocar objetos! Bien sea dejando algunas repisas áreas, espacio debajo del sofá, mesitas de café que garanticen el confort entre un buen libro y una taza de café, todo es válido a la hora de sacarle todo el provecho posible a tu sala, independientemente de sus dimensiones. 

Cuéntanos: ¿Cuál de estos trucos aplicarías en tu sala pequeña? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!