VIMOB: Casas de estilo moderno por COLECTIVO CREATIVO

9 cosas que tienes que saber antes de mudarte a tu casa o apto nuevo

Natural Spanish Natural Spanish
Loading admin actions …

¿Estás a punto de recibir la casa que tanto esperas? ¿Has hecho planes de cómo la decorarás y lo bella que estará? Genial, ya casi… pero resulta que al poco tiempo de por fin recibida aparecen imperfecciones de construcción que pueden representar problemas serios y la única respuesta que recibes de la constructora es que la garantía no cubre el problema en cuestión. Un problema que puede no solo costar tiempo y dinero pero sobre todo puede ser muy desgastante.

Hoy en día es cada vez más común que una propiedad se ponga en venta aún cuando todavía está en el proceso de construcción, en este caso escogemos la propiedad basándonos en un contrato de compra-venta que especifica la calidad y características de la propiedad en cuestión.

La compra de una propiedad es una compra importante y es necesario mantenerse racional y crítico durante el proceso. Al recibir las llaves de la propiedad una vez terminada, no dejes que la emoción te haga bajar la guardia y mantente con los ojos abiertos. De hecho es importante que al recibir la propiedad vayas con un experto en construcción que sea capaz de determinar el estado técnico de la construcción. Aquí te presentamos los aspectos más importantes que dicho experto debería revisar al hacer el examen del estado técnico de la propiedad que se te está entregando.

NO DEJES DE LADO LOS DETALLES

Ojalá se tratara de revisar solo detalles y pudieramos estar seguros de que el producto que se nos entrega es un producto de calidad. Como sea este es el momento de revisar todo y pedir que se arregle antes de acepta las llaves. Una vez que tomes las llaves cualquier petición de que se cumpla con las especificaciones técnicas del contrato de compra puede ser rechazada bajo el argumento de que al recibirla has firmado el documento que afirma que el producto que se te entrega cumple el contrato de compra-venta.

Pequeñeces como mirar por el visor de la puerta y asegurarse de que funciona correctamente o de que el timbre suena cuando llaman si no las checas ahora y resulta que no funcionan probablemente terminarás reparándolas por tu cuenta.

No dejes de contactar a un profesional para que te ayude con esta tarea. Tarea que recuerda llevar a cabo de día ya que la luz del día nos permite ver mejor cualquier imperfección.

LAS DIMENSIONES DE LA PROPIEDAD

Por increíble que parezca es necesario medir cada habitación para asegurarse de que las dimensiones de cada una corresponden a las dimensiones del plano original. En los documentos técnicos debe estar indicado el artículo de la ley que determina como deben ser tomadas las mediciones, artículos que todo especialista en el área de construcción debe conocer a la perfección.

En fin, asegúrate de que la propiedad que se te está entregando es tal como se presenta en los planos que se añaden al contrato de compra-venta. 

PUERTAS Y VENTANAS

Revisa que las puertas y ventanas se abran y cierren sin ningún problema, que no se atoren. Es importante también que estén bien montadas en las paredes, de forma hermética para que al cerrarlas el aire no entre por fisuras o ranuras. El cristal también debe estar en buenas condiciones.

Tanto las puertas como las ventanas deben ser de la calidad que se especifica en el contrato de venta. Recuerda que hay muchos tipos y calidades de vidrio, asegúrate de recibir la calidad que se te propuso al describir la propiedad que se te vende. También toma en cuanta que las ventanas pueden tener diferentes grados de aislamiento acústico, la capacidad de aislamiento acústico de las ventanas de tu propiedad debe estar especificada en el contrato de venta, no dejes de revisar que efectivamente se te entrego el grado de aislamiento acústico que se te propuso. Este punto puede ser muy importante si la propiedad está localizada cerca de un aeropuerto o carretera de tráfico intenso.

LOS MATERIALES

También los materiales de los que se hará cada elemento de la propiedad están especificados en el contrato de compra-venta, es importante revisar que no te cambien por ejemplo madera por plástico. Y el grado de acabado de la propiedad debe concordar con lo estipulado en el contrato.

Está bien recibir una propiedad sin pisos (es decir corre por tu cuenta acabar los pisos) y sin el baño acabado siempre y cuando esto sea lo acordado durante el proceso de compra. Si por otro lado se especifica que el piso estará puesto este debe estar bien puesto y ser del material especificado en el contrato.

ÁNGULOS RECTOS EN LAS PAREDES Y REVOQUE UNIFORME

Un especialista debe medir los ángulos de las paredes, es decir que entre las paredes efectivamente haya un ángulo de 90 grados (a menos que los planos lo indiquen de otra manera). Es importante también determinar que la altura de las paredes sea la indicada en los planos y que el espesor del revoque sea uniforme a lo largo de la pared.

Las paredes y los techos deben también estar secos, cualquier muestra de humedad es una mala señal. Especialmente en el caso de que tu apartamento este en el último piso es muy importante que el techo no muestre señas de humedad ya que esto podrá significar que el aislamiento no está bien hecho (cosa que significaría un problema muy serio que con el tiempo se haría solo cada vez más grande).

SUELO UNIFORME Y SIN INCLINACIÓN

No solo las paredes y techos deben tener la inclinación correcta sino que el suelo también, asegúrate de que no haya inclinación (a menos que se trate de áreas que lo requieren, como el patio donde una inclinación ligera es necesaria para que el agua de lluvia corra en la dirección opuesta a tu casa). Pero dentro de la casa, el suelo no debe tener inclinación ni desniveles a menos que los planos indiquen otra cosa.

LA INSTALACIÓN ELÉCTRICA

También el estado de la instalación eléctrica debe ser revisado por un especialista, que cada enchufe funcione como debe ser, que no haya fugas de electricidad, que el medidor cumpla con su función correctamente. En fin, solo un especialista puede determinar estos detalles.

LA PRUEBA DE PRESIÓN DEL AGUA – UNA TUBERÍA HERMÉTICA

Esta prueba consiste en mantener el agua bajo presión en las tuberías por un tiempo (y medir esta presión con un manómetro), si la presión se mantiene durante el tiempo de la prueba (aprox. 30 min a 1 hora) esto significa que no hay fugas de agua en la línea de agua que estás probando.

Esta prueba te permite determinar si la línea de agua no tiene fugas, en caso de estas existir poco a poco al usar la instalación hidráulica verás que tus paredes o pisos o techos comienzan a humedecerse. Al exigir una garantía por el estado de la instalación muy posiblemente te dirán que estas pruebas las han hecho durante la construcción y si tienes una fuga se debe al mal uso de la instalación hidráulica. Por ello, para evitarte problemas asegúrate de que el especialista que has contratado para revisar el estado técnico de la construcción que se te entrega lleve a cabo (en presencia del equipo que te entrega la casa) las pruebas de presión de agua que determinen que no hay fugas de agua en la tubería en el momento en el que recibes la casa.

Durante la construcción se llevan a cabo estas pruebas y se llenan protocolos que determinan si las pruebas han sido pasadas o no. El tiempo de prueba, la presión y las condiciones generales del sistema dependerán del tipo de construcción y de las normas existentes. Por ello, el técnico especialista deberá llevar a cabo la prueba según los parámetros correspondientes a tu propiedad.

Recuerda que aunque se lleven a cabo estas pruebas durante la construcción no significa que no se hagan errores (sobre todo cuando se construye en serie) por ello, asegúrate de que el protocolo del estado de las tuberías se haga en tu presencia, al recibir la propiedad y por un especialista que se asegure que los parámetros sean los correctos. Esto puede ahorrarte muchas dificultades, ya que si hay una fuga presente la única forma de solucionar el problema es comenzar a destruir paredes y suelos para descubrir la tubería hasta encontrar la fuga. Un trabajo costoso y que lleva tiempo que puede significar muchos nervios.

DOCUMENTOS

Por último, durante todo el proceso de compra (y los procesos posteriores de remodelación y diseño) de tu nueva propiedad asegúrate de ir guardando en una carpeta todos los documentos correspondientes ya sea, los que obtienes de la constructora y los que obtienes del banco.

No solo se trata de los planos, se trata de las clausulas que determinarán el tipo de materiales que se usarán, la calidad de los materiales o elementos de la propiedad, las garantías que tendrás o no tendrás, en fin, un sin fin de cosas que pueden resultar cruciales en caso de presentarse un problema después de aceptar la propiedad.

Dadas las dificultades que se te pueden presentar a la hora de exigir que se cumpla con la garantía que se te ha dado (en caso de que haya un problema técnico de construcción) es recomendable incluso documentar cada etapa en el proceso de compra-venta, por ejemplo hacer fotos del estado en que estaba la instalación eléctrica, de agua, cualquier ranura en la pared o cualquier cosa que veas extraña y que en el momento de recibir la casa no parezca gran cosa (por ejemplo algún área poco visible en el suelo o pared cubierta con alguna resina).

Si por el otro lado estás poniendo a la venta tu casa, no dejes de ponerle atención a estos detalles.

¿Has descubierto errores de construcción después de aceptar tu casa o apartamento? Comparte con nosotros.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!