Terrazas de estilo  por Joana França

Después de leer esto NO volverás a limpiar los cristales como antes

Natalia Rojas Natalia Rojas
Loading admin actions …

Adoramos el cristal, pero seamos honestos: no hay nada más feo que ver cristales absolutamente empolvados o limpiados a medias; ¿estás de acuerdo? Y es que, a pesar de que se trata de un material hermoso, delicado, elegante y sofisticado, el cristal es un material que requiere de un mantenimiento juicioso y continuo. Es por esto que, hoy queremos darte unos cuantos tips para que tu limpieza sea mucho más sencilla y efectiva. Verás que, una vez sigas nuestros consejos, ya no le temerás a los rayos del sol, ¡aquellos mismos que dejan al descubierto la suciedad!

Nuestros truquitos mágicos…

Baños de estilo moderno por Sakurayama-Architect-Design
Sakurayama-Architect-Design

House with the bath of bird

Sakurayama-Architect-Design

Para que tus cristales queden total, completa y absolutamente limpios, brillantes y relucientes, no necesitas magia ¡sino de nuestros tips! He aquí el paso a paso de lo que debes hacer, en un principio, en términos muy generales:

1. Remover el exceso de polvo: quita el polvo de aquellas zonas donde es más difícil removerlo como, por ejemplo, en los marcos o en medio de ranuras y texturas; podrás hacer uso de un pequeño cepillo viejo y verás lo útil que será este paso antes de empezar a lavar, como tal, con químicos o líquidos. 

2. Limpia y desinfecta: mediante el uso de una esponja, limpia tus cristales con cualquiera de las siguientes opciones: vinagre y agua, alcohol o detergente neutro.

3. El toque final: pasa un trapo para que así todo quede seco, parejo y ¡reluciente! 

Más y más consejos…

1. Limpia empezando por arriba y terminado en las zonas más bajas: puede que este paso parezca un poco obvio pero, por demás, ¡es vital! La lógica es simple: si limpias empezando por arriba, los residuos de tu detergente y del polvo caerán -o se escurrirán- ensuciando hacia abajo -una zona que de por sí aún está sucia. En cambio, si empiezas limpiando desde abajo, terminarás por ensuciar lo ya limpiado, ¿lo ves?

2. Limpia en días poco soleados: adoramos los rayos del sol y cómo estos atraviesan nuestra cristalería de forma hermosa; sin embargo, al limpiar en días un tanto más nublados, esto permitirá que tus líquidos de limpieza no se evaporen demasiado rápido. La idea no es la de dejar residuos de polvo y de vinagre secos por el inclemente sol, ¿eh? 

Haz del vinagre tu mejor aliado

¿La razón?, el vinagre es un excelente, magnífico, limpiador natural que nunca puede faltar en casa. ¿Quién dijo que el vinagre solo servía para aderezar ensaladas?; de hecho, ¿sabías que no solo limpia y desinfecta superficies sino que, además, es capaz de tratar infecciones de la piel? Así que, ya sabes, no tener limpia cristales, ¡no es un obstáculo!

Mezcla: 1 vaso de AGUA + 1 vaso de ALCOHOL + 1 cucharada de VINAGRE blanco.  

El agua caliente podría ser tu salvación

Recurrir a agua caliente, podría convertirse en tu salvación en casos extremos. ¿Llevas muchos años sin limpiar los cristales de tu finca, pues hace mucho peor muchísimo tiempo que no la visitabas?; entonces, quizás, esta opción sea para ti. 

Mezcla 1: agua HERVIDA + vinagre (nuestro aliado #1)  + una cucharada de amoniaco líquido (opcional) 

Mezcla 2: limpia cristales + agua caliente 

Los elementos que deberás tener a la mano

1. Cepillo: como lo mencionamos anteriormente, el cepillo será necesario a la hora de alcanzar lugares un tanto más difíciles y en los que se acumula mayor suciedad, como tus marcos, entre otros. 

2. Esponja: con ella podrás pasar el líquido desinfectante y/o limpiador.

3. Papel periódico: no olvides que, el papel periódicos es uno de los mejores secantes que tienes a tu disposición y lo mejor es que ¡siempre hay en casa! 

4. Trapo de algodón: mediante este podrás secar de forma uniforme. También podrás combinar el trapo con el papel periódico, al envolver tu algodón en el papel. Finalmente, recuerda que, una camiseta vieja (y de algodón, claro) podría funcionar a las mil maravillas; ¡adoramos las ideas útiles y de reciclaje! 

5. Escalera: este elemento será necesario en caso de limpiar, por ejemplo, ventanales muy altos. En caso de que no cuentes con una escalera, siempre está la opción de atar un trapo a un palo y cumplir con el cometido. 

Que NO hacer…

Ya te hemos dicho que SÍ hacer al momento de limpiar tu cristalería, peor ahora queremos decirte qué cosas evitar…

1. Secar con camisetas o prendas que no sean 100 % de algodón y que, por lo mismo, sean más ásperas o rígidas. Utilizar el material equivocado, podría dejar motas o residuos en tu cristal o -lo que es mucho peor- ¡rayarlo!

2. Dejar que pase mucho tiempo con el lavado y el mantenimiento. Si bien, podrás limpiar tus ventanas, venatanales, puertas corredizas -etc- de cristal, una vez al mes, más o menos; cuando se trata de cristales que se ubican en zonas con una alta concentración de humedad -como baños y cocinas- vale la pena que el mantenimiento sea diario. 

Esperamos que nuestros tips hayan sido de ayuda para ti y te invitamos a seguir aprendiendo un poquito más, a continuación: 12 consejos para una casa siempre limpia

¿Tienes más tips para compartir con nosotros? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!