de estilo  por MAKE International

¡13 cosas que ya debes eliminar de tu cocina!

Natalia Rojas Natalia Rojas
Loading admin actions …

Todos -o, bueno, muchos- hemos sido testigo de alguno de esos programas de acumuladores donde dejan al descubierto sus compulsiones; nos preguntamos ¿acaso quién quisiera convertirse en un acumulador de aquellos? Aunque no lo creas, todos tendemos a acumular -en mayor o menor medida- más cosas de las que verdaderamente necesitamos. Es por esto que hoy queremos hacerles un conteo de las cosas que, en definitiva, ya no pertenecen a tu cocina y deben salir de allí. Así que, saca tu basura o caneca a la acción y ¡aquí vamos!

1. Libros de cocina que solo están comiendo polvo

¿Para qué dejar amontonados un montó de libros de cocina que ni lees? Si lo tuyo son las recetas online, los domicilios, las recetas empíricas e inventadas o simplemente la cocina no es lo tuyo, no vale la pena estar coleccionando un montón de pesados libros que no te serán útiles -a menos de que su función decorativa sea importante-. 

2. Souvenirs de cada viaje que has hecho en tu vida

Adoramos llevarnos recuerdos de cada sitio que visitamos, eso es normal; sin embargo ¿cuál es la necesidad de amontonar en tu cocina cada taza y tacita que compraste en cada puerto que has visitado desde que tenías, di tú tipo, ¡5 años! Trata de encontrar prioridades para que así solo termines por guardar y por atesorar aquello que VERDADERAMENTE sea un valioso tesoro -simbólico-. 

3. Dile ADIÓS a tantas -tantísimas- bolsas plásticas

No queremos sonar cansones, pero es que es verdad: ¡debemos estar del lado de nuestro medio ambiente! Nuestra propuesta, como ya sabrán, casi siempre es la de reciclar, en la medida de lo posible. Es por esto que, no le hallamos sentido a tener cientos de bolsas plásticas. ¿Qué tal si reduces la cantidad de bolsas y mas bien las reutilizas cada vez que vayas a hacer mercado?; otra opción es la de contar con una o dos bolsas de tela que te ayuden a hacer todas tus labores domésticas sin problemas. 

4. No guardes ni pidas utensilios, servilletas ni salsas que conseguiste a domicilio

A todos se nos antoja, de vez en vez, pedir una rica pizza, sushi o una potente hamburguesa a domicilio y eso nada tiene de malo. Ahora bien, si en tu casa ya tiene soya, cubiertos, palillos, mayonesa, salsas y demás, ¿para qué hacer que tus domiciliarios te traigan todas estas cosas que, en realidad, no necesitas? 

5. ¿Trapos viejos? Es momento de decirles BYE, BYE

La idea de tener un trapo es la de limpiar y procurar el orden  la higiene en tu casa, ¿no es así?; entonces ¿qué sentido tiene lipiar tu cocina y sus superficies con un trapo que no solo ya perdió su estética y su furor de antaño sino que además se encuentra motoso o incluso sucio y repleto de polvo? ¡No queremos convertirnos en unos acumuladores!

6. Deja de acumular tarros, tarrotes y tarritos

Sabemos que son muchas las cosas que se pueden hacer con frascos -como lámpara reciclables o floreros, entre otros-, pero también creemos que es importante contigo mismo y te preguntes: ¿realmente voy a utilizar todos aquellos tarros vacíos en el futuro o solo los estoy guardando por si acaso? Y es que, ese por si acaso es, en esencia, el que nos converte en acumuladores.

7. Despídete de todos aquellos utensilios que JAMÁS utilizaste

A todos nos ha pasado: vemos un llamativo y atractivo comercial de tele-ventas donde, como por arte de magia, logran convencernos de que debemos comprar aquel extraño utensilio por un precio único. Así las cosas, lo compras, lo desempacas y luego piensas: ¿Y ahora qué hago con esto? Es de hombres equivocarse pero es de caballeros asumir nuestro erro y deshacernos de lo que estorba…

8. Ya no más cubiertos amontonados

Claro, no podríamos vivir sin cuchillos, cucharas y tenedores -en todos sus tamaños y funciones-; pero, si ya tienes un cuchillo de pan, uno de mantequilla uno para comer y uno para cada cosa, ¿para qué amontonar tus cajones y estantes de cuchillos viejos, poco afilados, inservibles u olvidados? Heredar vajillas y utensilios es válido ¡pero amontonarlos no!

9. La comida vencida, en tu cocina, no tiene cabida

Te lo rogamos, es momento de botar todas aquellas salsas y productos vencidos. Sabemos que, muchas veces ni nos damos cuenta de que algo ya se pasó, pues tenemos muchas otras obligaciones y cosas de las que estar pendientes. Sin embargo, no está de más proponerse -y disponerse- a revisar los alimentos que ya se vencieron una vez al mes, como mínimo. 

10. Contenedores plásticos sin tapas o -vicebersa- tapas sin contendeores

Los contenedores de plástico son sumamente útiles al momento de refrigerar alimentos o de hacer loncheras para nuestros hijos pero ¿de qué nos sirve tener un montón de tapas si ya no encontramos el contenedor al que corresponden? Y lo mismo aplica para aquellos contendedores sin tapa que, sin ella, resultan siendo inútiles. 

11. Imanes en tu cocina con información que ya caducó o que está desactualizada

¿Quién no ha pegado en su nevera los teléfonos de sus restaurantes favoritos para pedir a domicilio y de los supermercados y tiendas cercanas? Sin embargo, hay una cosa que debes ponerte a pensar: si ese imán lo pegaste hace más de dos década y hace ya años que no llamas a aquellos números, ¡es altamente probable de que la información se encuentre desactualizada! 

12. Ya deja de coleccionar botellas de agua

En vez de tener decenas de botellitas de agua, ¿qué tal si tienes una botella grande o, como mucho dos, donde puedas hacer un refill de agua cuando lo necesites? Aceptémoslo, todo hemos acumulado y casi que coleccionado botellas plásticas, pero es momento de dejarlo de hacer ¡por nuestro planeta!

Ya te dijimos que NO debe ir en tu cocina, pero ahora te diremos que SÍ debe ir: Cosas que no pueden faltar en una cocina moderna

¿Te consideras un acumulador? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!