de estilo  por homify

Limpiar una esponja sucia solo ayuda a crecer más bacteria

Karen Martinez – Homify Karen Martinez – Homify
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Las bacterias están en todo lado y no es sorpresa que la esponja de la cocina esté llena de ellas. Hay una variedad de estudios que han demostrado que una esponja de cocina tiene gran cantidad de bacteria. Mirando el análisis de 14 esponjas, tan sucias como la tuya en este momento en la cocina, Markus Eger, un microbiologo de la Universidad de Furtwangeen en Alemania, encontró 362 diferentes especies de bacteria viviendo en esas esponjas. 

El equipo de científicos se sorprendió cuando encontró la cantidad de densidad de microbios ocupaba en un espacio tan pequeño. Por cada 2.54 cm cúbicos viven 82 billones de bacterias. La comunidad científica asegura que esa es la misma cantidad que puedes encontrar en una muestra de heces humanas.

El objetivo de este estudio es el de crear conciencia, no el de aterrorizar a la gente con las bacterias. Es entendible que después de leer esto te alarmes un poco, peros estos tips te van a ayudar.

 de estilo  por homify

La esponja atrae bacteria

 de estilo  por homify

La esponja atrae bacteria y no es un misterio. Lo hace a través de los restos de la comida, la piel y otras superficies. La esponja tiene las condiciones perfectas para vivir. Es cálida, húmeda, rica en nutrientes y con gran espacio para que prosperen las bacterias.

El olor de las esponjas

 de estilo  por homify

El olor rancio viene de un compuesto producido por el metabolismo de las bacterias. Esta come grasa y excreta grasa; y esa grasa excretada ¡apesta!

La limpieza de la esponja

 de estilo  por homify

Los que somos ahorradores, tratamos siempre de limpiar la esponja y hacerla durar por semanas, hasta que esta comience a oler feo. Aun así le damos una buena limpiada varias veces, la desinfectamos al hervirla, ponerle vinagre, limón, o simplemente ponerla en el microondas. Pues resulta que esto no es suficiente y propicia al crecimiento de otras bacterias.

Entre más lo limpies, peor

 de estilo  por homify

Cuando la gente trata de limpiar la esponja, ellos lo empeoran. Es por eso que es recomendable que se cambie una vez por semana. 

Los investigadores descubrieron que bacterias potencialmente patógenas, como la moraxella osloensis, están plenamente presente en aquellas esponjas exhaustivamente desinfectadas. ¡Increíble!. 

A sorpresa de los científicos, con dicho estudio de las esponjas y las bacterias, los resultados fueron que las esponjas regularmente limpiadas en agua llenas de jabón o el microondas, en realidad elimina los hongos y el moho, pero deja a la bacteria intacta.

Esta bacteria es generalmente común e inofensiva, pero puede causar infecciones en personas con sistemas inmunológicos comprometidos.

Bacterias potencialmente patógenas: Moraxela osloensis

 de estilo  por homify

Las  bacterias potencialmente patógenas, son las que producen enfermedades infecciosas tales como neumonía, tétanos, fiebre tifoidea, lepra, sífilis y difteria. Estas introducen al organismo un veneno o toxina que propagan la infección. 

La Moraxella osloensis es una bacteria muy rara y generalmente poco afecta a los humanos, pero cuando ataca al organismos, se genera fiebre, problemas respiratorios y una pequeña erupción roja, causado por el sangramiento capilar de la ruptura de los vasos sanguíneos.

No te alarmes, que ingerir antibióticos es suficiente para tratar este tipo de infecciones, aunque por lo general ataca más a los que tienen un sistema inmunológico débil.

Si todavía estás preocupado, hay 3 tips para la higiene en la cocina

 de estilo  por homify

1. No alimentes las bacterias de tu esponja con residuos de comida o los restos de un jugo derramado en el mesón, usa en su lugar una toalla de papel. Para evitar una contaminación cruzada en la cocina, es decir, las bacterias del lavaplatos + las del mesón + las de la caneca de basura,  lava tus manos apropiadamente y destina diferentes esponjas para diferentes áreas como los pisos, los mesones y los platos. Cada una con el suyo.

2. Mantén la esponja limpia: después de cada vez que la uses, debes lavarla con gran esfuerzo. Los procesos más efectivos para matar moho y hongos pueden ser, ponerlas en el microonda y la maquina de lavar. Tienes que tener cuidado, hay algunas esponjas que tienen componentes que se incendian fácilmente a altas temperaturas. Lograr tener una esponja bien seca es una buena solución, ya que estas bacterias amantes de lo húmedo no se podrían multiplicar.

3. No te apegues mucho a la esponja: mismo si previenes, lavas y secas adecuadamente, algunas bacterias pueden vivir en la cocina y acumularse en la esponja. Deshazte de ella una vez por semana o tan pronto empiece a oler raro.

Re-usa la esponja, pero en otro lugar de la casa

 de estilo  por homify

Lavando la esponja en la lavadora puede ser la mejor alternativa si todavía prefieres re-usarla, aunque no sea en la cocina. Lo aconsejable es lavarla con la más alta temperatura y ya está. En este caso debes usar un jabón en polvo y blanqueador. 

En la mayoría de los casos puede ser mejor tirar la esponja cuando empiece a apestar… ¡lo cual puede pasar tan solo en 4 días!

¿Que opinas? ¿Dejarias tu esponja más de una semana?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!