OFICINA BOSKO: Estudios y despachos de estilo clásico por Munera y Molina

Cómo incorporar color en tu hogar sin pintar las paredes

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

Lo sabemos, cuando uno vive alquilado no siempre es posible que nuestros espacios se vean como si hubiéramos contratado decoradores y diseñadores de interiores. Por lo general, los departamentos que estar para alquilar tienen paredes pintadas de tonos bastante genéricos, que peguen con todo y nos dejan a los amantes del color y de las paletas con muchas tonalidades bastante despechados por no poder calmar nuestras ansias cromáticas.

Entonces ¿cómo podemos tener espacios coloridos como nos gustan sin perder el depósito por pintar paredes sin permiso? En este libro de ideas te enseñamos cómo incorporar el color inyectándole vida a cada rincón de la casa, sin tener que tocar ni una sola pared. 

Que hable el arte

Pinturas, fotografías, afiches, adornos, esculturas, llenemos el nuevo departamento de objetos artísticos en nuestros colores favoritos que se verán sensacionales en paredes blancas, que actuarán como las de una galería de arte. Recomendamos especialmente chequear el trabajo de artistas emergentes, quienes están empezando, tienen talento de sobra y no cotizan tan caro como los artistas consagrados. 

Electrodomésticos de colores

Las cocinas, como los baños, pueden ser espacios en los que no nos es fácil inyectar color, sobretodo si los revestimientos no son demasiado coloridos. Entonces ¿qué podemos hacer? Fácil, ¡compremos una nevera roja, amarilla o fucsia!

Usar textiles

Las telas son un vehículo perfecto para incorporar color en todos nuestros espacios. Lisas o estampadas, valgámonos de ellas para que nuestra casa no termine siendo una aburrida versión de lo que realmente nos habría gustado tener. 

Detalles coloridos y graciosos

No sólo buscamos darle color a nuestra casa, ¿por qué no aprovechamos para darle un poco de originalidad y sentido del humor? Existen montones de objetos útiles y divertidos que sacarán a nuestros espacios de la clasificación de genéricos

Muebles de colores

Ya sea en la sala, el comedor o en la habitación, ¿quién dice que los muebles tienen que ser de colores neutros? Si tenemos la audacia de usar color en los muebles más grandes de nuestros espacios, como sofás, mesas o camas, tengamos en cuenta que podemos llegar a cansarnos, así que asegurémonos de elegir tonos que nos gusten tanto que eso no llegue a suceder. 

Colores que vibren

Si queremos colores brillante que produzcan esa sensación de vibración, entonces optemos por los tonos intensos o flúor, incorporándolos en la decoración mediante diferentes objetos y detalles. 

Alfombras

Si nos horrorizan las habitaciones en tonos neutros siempre podemos apelar a las alfombras con motivos coloridos. Podemos tomarlas como punto de partida de la paleta y que el resto de los textiles y los muebles acompañen. 

Para los más pequeños

Las habitaciones infantiles siempre deberían ser muy alegres. Lo mejor para darles esa necesaria dosis de color y alegría vale la pena empezar por la ropa de cama. Otra forma ingeniosa es la de comprar cajas en tonos brillantes que, no sólo tendrán valor decorativo, sino que también nos serán muy útiles para guardar juguetes. 

¿Qué tan importante es el color en la decoración para ti?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!