Lección 1: Tutorial de arquitectura de interiores

Natalia Rojas Natalia Rojas
Loading admin actions …

¿Quieres que el interior de tu casa deje boquiabiertos a tus invitados pero no sabes por dónde empezar? Te aseguramos que si sigues, paso a paso, nuestra lección inicial; no necesitarás ser un experto en el tema para sacar el mejor provecho de tus espacios. Así que agarra lápiz y papel y manos a la obra.  Tú tienes muchas
preguntas y nosotros las respuestas.

¿Qué es la arquitectura de interiores?

La arquitectura de interiores se refiere a la forma en la que diseñamos y disponemos los espacios internos de nuestras casas o apartamentos. Así las cosas, el propósito general de dicho tipo de arquitectura es el de adaptar el lugar según nuestras necesidades asegurando su fácil uso, su practicidad, su estética y –claro- su eficiencia y funcionalidad. La idea es entonces la de percibir los distintos espacios interiores como lienzos en blanco dispuestos a ser diseñados de forma más lógica y mejor. Una vez resuelta nuestra primera inquietud, demos paso entonces a nuestra segunda pregunta frecuente…

¿Cómo puedo entender el universo y el lenguaje que cada espacio representa?

Para empezar, debemos comprender la función real de cada espacio de nuestros hogares. Por ejemplo: nuestros cuartos son para guardar reposo y descansar mientras que nuestros estudios son para crear y construir; nuestros baños representan limpieza mientras que nuestras salas representan interacción y comunidad. Siempre que entendamos la utilidad que cada lugar tiene para sus habitantes, podremos entender a su vez su lenguaje y su lógica. ¿Lo has entendido? Veamos si un par de ejemplos puntuales funcionan… .

Si un cuarto simboliza privacidad y una sala simboliza lo opuesto, ¿qué espacio debería ser más abierto y menos segmentado por paredes y obstructores de luz que no corten su efecto visual de amplitud? ¡Así es! Eres un excelente alumno; la respuesta es, en efecto, la sala. ¿Ves cómo funciona la lógica?

¿En qué consiste la proporción y el balance?

No hallarás el balance si no cuidas tus proporciones. Lo anterior aplica para todo en esta vida, ¿no lo crees? Pues bien, lo anterior también aplica para la arquitectura de interiores; así es. Es importante que, a la hora de diseñar tus espacios, tengas muy en cuenta las relaciones de tamaño y sus proporciones a escala. La proporción en sí se refiere pues a los elementos que guardan relación dentro de un objeto –entendiendo al objeto como a un ´todo´- A su vez, la escala guarda relación con el tamaño del objeto mismo al ser comparada con el tamaño del espacio en el que éste se ubica. Por otro lado –o mejor, por el mismo-, un buen diseño de interiores únicamente encuentra “balance” al disponer los objetos y su espacio como un todo unificado. En otras palabras, la unidad es la única que asegura armonía y orden. Finalmente, debe existir un patrón de tamaños formas y, pospuesto, colores para que exista el tan anhelado balance.

¿Cómo sacar el mayor provecho de casa espacio?

Para sacar el mejor provecho de tus espacios debes –como ya lo mencionamos anteriormente- entender la función de cada lugar para así comprender su lenguaje y, por ende, estar en condiciones de sacarle ¡el mejor provecho!

Muchas veces un mismo espacio cumple con más de una función; como por ejemplo el baño. En el baño nos duchamos pero también llevamos a cabo otras actividades (sobra decir de cuáles se trata). Lo mismo ocurre con nuestras habitaciones, en la mayoría de los casos. En nuestras habitaciones dormimos pero también nos entretenemos y lo hacemos, usualmente, mediante un ancho y largo televisor que, lastimosamente, ocupa mucho espacio. Es por esto que la imagen superior resulta útil a la hora de explicar cómo sacarle provecho a un espacio –siendo el espacio, en este caso, la pared-. No importa qué tan grande y pesado sea tu televisor, ni qué tan pequeño sea tu cuarto para acogerlo, siempre y cuando logres ubicarlo de forma práctica y creativa (como por ejemplo: dentro de tu pared).


Lo que usted SÍ se debe hacer:

Crear un punto focal o, en otras palabras, crear un punto específico al que su ojo se vea atraído de manera inmediata. Por ejemplo, en una sala el punto focal puede ser una chimenea (debido a su disposición o a su tamaño) o su mesa central. Lo importante al final de cuentas es que prime un solo centro focal para así jerarquizar la imagen (sí, porque un espacio es una imagen visual) que constituye cada recinto.

Lo que NO se debe hacer:  Dar prioridad a todo sin dejar que ningún objeto puntual se destaque por encima de los demás.

ARDESIA DESING

¿Cómo podría diseñar mi estudio correctamente?

Los tiempos de escribir y leer a la luz de la vela quedaron en el pasado y de eso da cuenta la arquitectura de interiores actual. Es recomendable que tus estudios o despachos cuenten con grandes ventanas o, en su defecto, con muchas de estas para que así la luz natural pueda ingresar correctamente a la hora de crear. Recuerda de todos modos que, sin importar cuán grandes o diversas sean tus ventanas, el sol no brilla a todas horas y –por lo mismo- recurre a la mejor forma de iluminar tu escritorio teniendo en cuenta los ángulos de reflexión.

Esperamos haber contestado muchas de tus inquietudes en, esta, nuestra primera lección. Si quieres conocer un poco más acerca del tema entonces no dudes en dar click aquí: ARQUITECTURA DE INTERIORES

¿Lección aprendida? ¡Es momento de poner todo en practica!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!