Terrazas de estilo  por La Pecera Estudio Creativo

Invernaderos: Normativas y beneficios

Evagianny Contreras Evagianny Contreras
Loading admin actions …

Un invernadero es esa estructura en su mayoría metálica o de plástico recubierta por materiales transparentes para lograr que llegue a su interior la máxima luz. Los invernaderos se han usados desde épocas milenarias para originar microclimas; claro que, con una tecnología más  sencilla y fabricados con materiales más prosaicos puesto que no se contaba con plástico ni vidrio entonces. Los primeros invernaderos de los que se tiene conocimiento fueron construidos al noroeste de Europa a mediados del siglo XIX. Al descubrirse luego que los rayos del Sol podían colarse a través del vidrio como radiación infrarroja que podía generar temperaturas distintas a las del exterior y mantener calor en el lugar, el interés por los invernaderos se esparció por toda Europa.  

Hoy en día, los invernaderos están hechos a partir de materiales traslúcidos como el vidrio y el plástico, a través de los cuales pasa  la luz nítidamente. Y aunque hay modelos con estructuras más elaboradas y algunos de gran tamaño y sistemas de regulación de temperatura más sofisticados; también hay tipos de invernaderos de fácil instalación e ideales para quienes prefieren producir sus propias verduras y hortalizas en casa, tanto por la ventaja de poder tener una alimentación orgánica a muy bajo costo, como por el liberador contacto con la naturaleza que distrae del estrés cotidiano de la vida en las ciudades. Hay en realidad más razones para instalar un invernadero en casa, como facilitar las labores propias de un huerto familiar, al poder disponer de los beneficios y usos complementarios propios de un invernáculo, como también se les conoce.

Pero, como con todo nuevo proyecto, hace falta estar al tanto de sus características, ventajas, desventajas, beneficios y su normativa particular. Este libro de ideas, trae consigo toda esa información útil y necesaria para quienes se preparan para tener su propio invernadero en casa, bien sea como proyecto personal o con la asesoría de un profesional.

Por qué tener un invernadero

Tener un invernadero o invernáculo es una opción que permite originar el propio clima local idóneo para que crezcan flores, plantas, hortalizas y vegetales, sea cual sea la estación del año; ya que dentro de un invernadero se pueden generar condiciones climáticas artificiales, conocidas como microclima, que les proporcionan a los cultivos mayor productividad, en un tiempo menor que los huertos de exterior, y con menor inversión. Los invernaderos además, protegen a los viveros en su interior de posibles daños ambientales producto de las inclemencias del clima, así como de las plagas de insectos.

Invernaderos adaptados a la necesidad y el espacio en casa

.Domo geodésico ( invernadero ):  de estilo  por Fabric3D

Hay muchos tipos de invernaderos que se pueden implementar en casa.  Hay invernaderos miniatura de pequeño tamaño que caben en cualquier lado; otros, los invernaderos de balcón, son propicios para espacios como balcones y ventanales y tienen una buena capacidad sin ocupar mucho espacio; los invernaderos de acordeón, que se colocan y quitan fácilmente y son muy prácticos para mesas de cultivo y huertitos, hay nuevos diseños como el domo geodésico invernadero de la imagen; y están los invernaderos tradicionales más grandes integrados al jardín y resguardados del clima exterior, al que además puede distribuirse y diseñarse interiormente al gusto y estilo de cada quien. Todo depende siempre de las necesidades,  posibilidades y por supuesto del uso que se le quiera dar.

Tienes que ver el Diseño y construcción de una casa de campo en Pereira

​Ventajas y beneficios de los invernaderos

.       Se pueden sembrar más plantas en la superficie que en un huerto al aire libre, con un mejor desarrollo de las plantas, en relativo aislamiento del clima exterior.

·       Es posible mejorar las condiciones del cultivo hasta un punto óptimo por el uso de sistemas de control climático.

·       Hay mayor rendimiento de las siembras que se ven aumentadas en una proporción de dos a tres veces mayor bajo invernadero   

·       La estructura de los invernaderos minimizan el daño a los cultivos que pudieran ocasionar los fenómenos naturales y el cambio climático

·       Es posible suministrarle a las plantas solo los elementos que necesitan durante cada fase de su desarrollo, haciendo así un uso más eficaz de materiales e insumos.

·       Solo se gastan los fertilizantes necesarios disminuyendo el desperdicio y la pérdida de dinero

·       Los sistemas de riego por goteo, micro-aspersión y nebulización que emplean en los invernaderos, permiten un uso más eficiente del agua

·       Un invernadero correctamente diseñado y construido facilita  el control de plagas, enfermedades y malezas, gracias a la impenetrabilidad de la estructura que hace posible controlar el  acceso al cultivo.

·       En un invernadero se tiene relativa independencia del medio exterior, por lo que es posible tener producción en cualquier época del año, sin importar las condiciones climáticas: si el invierno es muy frío se puede implementar calefacción  y si para las altas temperaturas del verano se puede implementar ventilación y enfriamiento.

·       Poder cultivar todo el año tiene la ventaja de obtener productos fuera de temporada y de mayor calidad

Características esenciales de un invernadero tradicional

Terrazas de estilo  por La Pecera Estudio Creativo

Los invernaderos tradicionales se fundamentan en una estructura cubierta con material translúcido o transparente, que permita el paso de la luz para el crecimiento óptimo de las plantas, y permita también acceso y movilidad a quien esté a cargo del cultivo. No existe en realidad una norma establecida en cuanto a la forma de la estructura. Pueden ser rectangulares de una o dos aguas,  circulares, elípticas, en forma de tubo. La altura mínima de un invernadero en su parte más baja  debe ser de 2,50 metros cuadrados y en su parte alta, de 4 metros.

Conoce las 10 razones por las que debes contratar un paisajista

Normativa para la instalación de un invernadero tradicional

Terrazas de estilo  por La Pecera Estudio Creativo

1.    Verificar la condición y salubridad del terreno. Hay evitar terrenos que hayan sido usados como vertederos de basura o expuestos a algún tipo de contaminación del suelo. 
2.    Determinar la fertilidad del terreno para ver si reúne las condiciones adecuadas para el desarrollo del cultivo.  

3.    Seleccionar el mejor suelo con un buen drenaje.  

4.    Tener disponibilidad y calidad de agua para el riego, con un aljibe de reserva para emergencias o épocas de sequía.  

5.    Debe estar asentado en un espacio despejado que permita la entrada de luz desde varios ángulos a su interior. 6.    Es importante ubicar el invernadero orientado de norte a sur,  o en todo caso, de acuerdo a los ángulos de incidencia de los rayos solares para lograr una máxima entrada de la luz.  

7.    Considerar el historial del comportamiento climático en la zona: temperaturas máximas y mínimas de día y de noche, cómo es la humedad relativa, velocidad y dirección del viento, incidencia de los rayos solares, lluvias, granizadas, etc.  

8.    El invernadero no debe estar expuesto al exceso de partículas de polvo o residuos contaminantes que pueden afectar la calidad del material traslúcido y que comprometan la luminosidad en su interior, así como la calidad de los cultivos al  impedir la transpiración en las hojas.  

9.    Ubicar el invernadero en un área con adecuada ventilación que haga circular el aire húmedo o caliente desde su interior para evitar la humedad relativa que propicia enfermedades, plagas y problemas de calidad y productividad en la planta.  

10.   Es aconsejable construir un invernadero con materiales resistentes y duraderos, con garantía de mucha vida útil.

​​Invernaderos, difusión de luz y microclima

Jardín de estilo  por Tabary Le Lay

A resumidas cuentas, los invernaderos tradicionales son estructuras amigables que aprovechan al máximo la difusión de la luz y la radiación solar, permitiendo que todas las plantas cultivadas en su interior tengan la necesaria homogeneidad en luminosidad y temperatura, gracias a su propiedad de micro-clima, para lograr un desarrollo armónico, y se produzcan así yerbas, flores y frutos muy sanos y de gran calidad. Pero además, tener un invernadero en casa se ha vuelto una manera de sacar provecho a ese cálido espacio, adecuándolo para pasar tiempo en él y disfrutar de la naturaleza en un ambiente único y hecho a la medida.

¿Te atreves a tener uno? ¿Como sería tu invernadero soñado?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!