Cuarto Piña: Habitaciones de estilo moderno por Redesign Studio

Colores cálidos y fríos: Cómo utilizarlos en la decoración

Mariana Belisario Blaksley Mariana Belisario Blaksley
Loading admin actions …

Hablemos de los colores cálidos y fríos, cómo utilizarlos en la decoración y la forma en la que pueden influir en el estado de ánimo. 

En la psicología del color, una ciencia muy bien documentada, queda claro que que el color tiene efectos en nosotros mucho más poderosos de lo que muchos se imaginan. Funciona así: la energía de luz que es visible desde ciertas longitudes de onda, se transforma en colores en los fotoreceptores de la retina. La energía siempre se transforma, y cuando percibimos la energía que le es propia a cada color, ésta resulta en un estímulo de las glándulas pineal y pituitaria, que influencian la producción de ciertas hormonas. Estas hormonas a su vez, tienen efecto sobre una variedad de procesos fisiológicos, incluidas nuestras sensaciones y estados de ánimo. Es más, cada día gana más adeptos la cromoterapia, que consiste en utilizar las virtudes sanadoras de los diferentes colores para ayudar a mejorar el bienestar de los pacientes. 

Los decoradores y diseñadores de interiores, conscientes del poder que tienen los colores y que va mucho más allá del aspecto decorativo, son cuidadosos con la elección de las paletas. En primer lugar tenemos que estar conscientes de que cada espacio tiene una finalidad diferente y que no es igual el color que necesitaremos para mantenernos alertas en la cocina, por ejemplo, que el que elegiríamos para el dormitorio con la finalidad de relajarnos y como antesala al descanso. 

En este espíritu, debemos hablar de los colores fríos y los colores cálidos, ya que son algunos de los más determinantes en términos de la influencia que pueden en nosotros. Los colores cálidos, son los que asociamos con el sol o con el fuego. Estos serían toda la gama de los amarillos, anaranjados y rojos. Por otro lado, están los colores fríos, que asociamos al agua y que incluye todos los tonos de azul, muchos verdes y los morados con una buena base de azul. De acuerdo con los principio de cromoterapia, los tonos fríos inducen a la serenidad y a la calma, mientras que los colores cálidos resultan estimulantes. 

Acompáñennos a conocer cómo podemos utilizar los colores cálidos y fríos para decorar nuestros espacios. 

Colores cálidos

Los colores cálidos nos producen una sensación de dinamismo, vibración y movimiento. Esto los convierte en las elecciones perfectas para espacios en los que necesitemos de todas nuestras facultades mentales

Colores fríos

ART LIVING: Salas de estilo ecléctico por Munera y Molina

Los colores fríos, en cambio, transmiten calma y serenidad y favorecen los estados de ánimo más enfocados a la relajación.

Espacios para colores cálidos

Cocina 2: Cocinas de estilo moderno por FEDGO
FEDGO

Cocina 2

FEDGO

Los colores cálidos son ideales para lugares de trabajo o espacios como cocinas, en los que necesitamos estar muy alertas, por el contrario, no son los más recomendables par dormitorios o lugares destinados a la relajación. 

Espacios para colores fríos

Gauss, disfruta cada espacio: Habitaciones de estilo moderno por Natalia Mesa design studio
Natalia Mesa design studio

Gauss, disfruta cada espacio

Natalia Mesa design studio

Los colores fríos son una elección inmejorable para habitaciones, ya que la serenidad que nos transmite, nos genera el estado de ánimo óptimo para ir apagando la mente y preparándonos para el descanso. 

¿Cómo combinar colores fríos con colores cálidos?

Cuarto Piña: Habitaciones de estilo moderno por Redesign Studio
Redesign Studio

Cuarto Piña

Redesign Studio

Los colores cálidos y fríos suelen combinar muy bien entre sí, creando un equilibrio muy interesante. Para espacios como salas o comedores, la combinación de ambas temperaturas, funciona de maravilla. 

Relacionados: Decoración: tendencias de colores de otoño.

Colores cálidos para recintos grandes

Casa Blanca: Pasillos y vestíbulos de estilo  por Martin Dulanto
Martin Dulanto

Casa Blanca

Martin Dulanto

La temperatura de los colores también influye en cómo percibimos el tamaño de un espacio. La razón es que los colores cálidos absorben la luz, y por este motivo tienden a hacer que los espacios parezcan más pequeño. Esto los convierte en la mejor opción para hacer que los recintos muy grandes y fríos, parezcan más acogedores. 

Colores fríos para recintos pequeños

Casa Maple: Comedores de estilo moderno por Martin Dulanto
Martin Dulanto

Casa Maple

Martin Dulanto

En contraste, los colores fríos reflejan la luz, como sucede con el color blanco, por ejemplo. Es por ello que estos tonos son la mejor elección si queremos que un espacio parezca más amplio de lo que realmente es. No es recomendable usar colores fríos en espacios muy grandes, ya que pueden llegar a percibirse como poco invitadores. 

Un color cálido con un color frío

Apartamento Aristizabal - Alviar / Parte 1: Baños de estilo ecléctico por Tejero & Ángel Diseño de Interiores
Tejero & Ángel Diseño de Interiores

Apartamento Aristizabal – Alviar / Parte 1

Tejero & Ángel Diseño de Interiores

No existe ninguna regla que excluya la combinación de colores fríos con colores oscuros. Como prueba de ello, les mostramos lo bien que funcionan el azul marino con el amarillo brillante. La profundidad del azul unida a la alta vibración del amarillo crea un balance perfecto. 

Varios colores cálidos y varios colores fríos

Cuarto Piña: Habitaciones de estilo moderno por Redesign Studio
Redesign Studio

Cuarto Piña

Redesign Studio

También podemos combinar varios tonos de colores fríos con otro tanto de colores cálidos, logrando así una mezcla que le dará interés a nuestros espacios. 

¿Estás pensando en incorporar más color en la decoración?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!