En 10 pasos construye tu propio horno de leña

BUCLE BUCLE
Loading admin actions …

Desde los primeros días de la humanidad, la forma de cocinar los alimentos ha evolucionado enormemente. Una de esas maneras aún hace parte del arte culinario actual, es el horno de leña.

Estos hornos son muy funcionales, en ellos se cocina del mismo modo que en un horno convencional a gas o eléctrico, pero con dos marcadas diferencias, el ahorro en el consumo de gas o energía y el delicioso sabor que da la leña a la comida.

La magia de antaño puede acompañar tus momentos gastronómicos, aprende cómo construir un horno de leña tú mismo, en tan solo 10 pasos.  

1. Escoge el lugar correcto

Lo primero que debes tener en cuenta al realizar este tipo de proyectos es la funcionalidad, no solo de lo que construyas, también del entorno. 
El mejor sitio para un horno de leña es el exterior, así tendrás más espacio para que la obra avance mucho más rápido, cuando ya lo estés utilizando el calor y el humo no serán una molestia.

Este horno de leña es un diseño de Liliana Zenaro Interiores

2. Haz tu presupuesto y planea el diseño

Los materiales que necesitas deben ser refractarios, es decir, resistentes al fuego y el calor. Además según el diseño que elijas, requerirás más o menos cantidades de cada uno.

Con estos puntos claros, puedes hacer un presupuesto estimado del monto total de la obra, es bueno incluir el costo de mantenimiento.  Sobre el diseño, considera el tamaño del horno, el deposito para la leña, si lo vas a cubrir… En fin, ten presente cada detalle y asegúrate que lo que tengas en mente se haga realidad.

3. Levanta la base

La superficie debe ser plana, recuerda, un buen cimiento te garantiza un trabajo profesional.

Puedes construir la base con ladrillos o con hormigón (mezcla de arena, grava, cemento y agua). En cualquier caso, es recomendable que las medidas sean 1,50 de ancho por 1,70 de fondo y 1,20 de altura, esta última dimensión hará que el horno sea cómodo para usar.  

4. Construye la hornilla

Jardines de estilo rústico por wood-fired oven
wood-fired oven

Garden wood-fired oven

wood-fired oven

La hornilla es lo principal. Su tamaño no debe ser muy grande, de serlo, el horno se enfriará. Sin embargo, debe ser amplia para que el fuego se levante lo suficiente.

Este elemento también necesita de una base, después tenerla, debes empezar a fabricar la cúpula, moldes de madera te ayudarán a darle forma. Para que el humo salga, al fondo de la hornilla construye un conducto.

Por último, levanta un muro exterior al rededor de la hornilla, dejando la boca despejada. Rellena los espacios con tierra y crea un tope de hormigón (no cubras el conducto para el humo), que hará las veces de asiento para el horno como tal.   

5. fabrica la bóveda del horno

Jardín de estilo  por Toen=Hier
Toen=Hier

Buitenoven Deluxe

Toen=Hier

Haz un croquis del diámetro completo del horno, rellena con trozos de vidrio ese espacio. Recuerda no tapar el conducto para el humo.Encima coloca una capa de sal y compáctala lo más que puedas, ya que los ladrillos del suelo del horno irán sueltos sobre ella. Coloca los ladrillos bien nivelados, una vez terminado esto, aplica una mezcla de cemento refractario, arena y agua para sellar las juntas. Después nuevamente con moldes de madera, construye la puerta del horno en forma de arco. Alrededor de él levanta la bóveda, cuando llegues a la tercera hilera debes empezar a dar la inclinación respectiva, talla los ladrillos para lograr la forma redonda. Para cerrar la bóveda ayúdate con un círculo de madera, ponlo dentro del horno sobre ladrillos y con arena mojada forma un cúmulo, sobre él ve colocando los últimos ladrillos, esta técnica facilita mucho el trabajo. Sella muy bien las juntas con la mezcla de cemento refractario, deja secar y retira el molde de arena desde el interior del horno.  

6. Aplica el revestimiento

Para mantener el calor dentro del horno es necesario cubrirlo con una capa térmica, el material ideal para hacerlo es la manta de fibra de vidrio.

Es muy fácil de colocar, solo debes asegurar cuatro tornillos uno en cada esquina, distribuye la manta por toda la bóveda del horno hasta su piso. Posteriormente, dale firmeza con una red metálica sujeta a los tornillos.

Finalmente, cubre la malla con mezcla de cemento refractario, arena y agua, debes aplicar dos capas cada una de 2 cm, con esto además de contener el calor, protegerás el horno la lluvia.       

7. Instala la puerta de la hornilla y del horno

Jardines de estilo rústico por wood-fired oven
wood-fired oven

Garden wood-fired oven

wood-fired oven

Otro elemento que ayuda a contener el calor y a la cocción de los alimentos es la puerta. Tanto la hornilla como el horno deben tenerla.

Para la hornilla: Primero debes formar el marco con listones de hierro, con una bisagra une a él la puerta, esta debe tener una ventana por la que puedas ver el fuego para controlarlo.

Para el horno: La construcción es la misma, pero esta debe ser más esférica. Encima de ella debes dejar un hoyo para la chimenea.

Ambas se instalan con mezcla de cemento refractario, arena y agua. Para darle un toque profesional, pintalas con pintura resistente al calor.

8. Asienta la chimenea

Terrazas de estilo  por wood-fired oven
wood-fired oven

Lead clad wood-fired oven with worktops and cupboards

wood-fired oven

Justo encima de la puerta del horno va la chimenea, por donde saldrá el humo de la hornilla. El conducto debe tener un grosor adecuado para que no se deforme con las altas temperaturas.

Coloca la primera parte de la chimenea con una abrazadera metálica para mantenerla en su lugar, cubre bien el espacio que queda entre el horno y el conducto. Continúa añadiendo partes hasta lograr una altura segura.

9. Sobre el mantenimiento

 Para disfrutar al máximo de tu horno de leña por mucho tiempo:

- Después de cada uso con el horno totalmente frío, retira la ceniza y restos de madera. - Cada dos años las puertas y chimenea deberán ser re-pintadas con pintura resistente al calor. - Por el uso normal probablemente aparezcan ranuras, de ser profundas, bastará con cubrirlas con cemento refractario. - Es recomendable deshollinar el horno una vez al año para incrementar su vida útil, en este caso es mejor acudir a un experto.  Conoce las estufas pellets, otra alternativa para cocinar con fuego y calentar el ambiente.

10. El resultado final

Una vez instalado por completo el horno de leña, los detalles toman lugar.

Puedes incluir un depósito para los troncos de madera a un lado, o utilizar el hueco de la base para ponerlos allí, un mesón es buena idea, sobre el horno un techo simple de madera se verá bonito.

Si el horno está en tu jardín, unas plantas alrededor intensificarán la atmósfera campestre. 

¿Hacer tu mismo un horno de leña ya es parte de tus propósitos? Cuéntale a todos    
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!