6 formas para volver tu casa más relajante

Natalia Rojas Natalia Rojas
Loading admin actions …

Las formas de vida actuales son muy movidas, ajetreadas y –en definitiva- estresantes; ¿no es así? Muchas veces llegamos a casa, luego de un pesado día de labores en el trabajo, queriendo relajarnos y olvidarnos de nuestros problemas; es por esto, que es de vital importancia que nuestros hogares comuniquen 3 factores esenciales: confort, paz y armonía. Si aún no sabes cómo aportar dichos factores a tu casa, entonces sigue leyendo pues a continuación te damos algunos tips.

1. Escoge tus sofás sabiamente

Un sofá puedes ser reto, contemporáneo, rústico o anticuado siempre y cuando –y ante todo- ¡sea cómodo! Elige sabiamente tu sofá y recuerdas que hay dos factores muy importantes que deberás tener en cuenta a la hora de hacer tu elección: 1. Qué tal acolchonado es tu sofá y 2. Qué tan largo y ancho es. Sabemos que no siempre hacemos nuestras siestas en el cuarto y que muchas veces nuestro sofá puede terminar siendo nuestro cama durante el día; por esto mismo, es muy importante que el sofá sea como mínimo de tu largo y tu ancho para que, de este modo, puedas recostarte y relajarte luego de llegar estresado de la oficina. Tu sala podría ser un lugar para distensionarte si así lo quieres. Por último, recuerda tener siempre a la mano una cobijita con la cual abrigarte en caso de que el sueño o el frío ataquen.

2. Crea un espacio de escape

No necesitas de mucho espacio, puede ser apenas un rinconcito o incluso una esquina, pero lo importante es que encuentres un espacio donde relajarte. No necesitarás mucho más que una silla, aire fresco y mucha luz natural. Si cuentas con un jardín o con un patio te recomendamos crear tu rincón sagrado allí debido a sus cualidades naturales y terapéuticos; si por el contrario no cuentas con zonas verdes y al aire libre dentro de tu misma casa, entonces recurre a lugares cercanos  ventanas para así tener ventilación ¡y luz, mucha luz! Aquellos espacios te serán de gran ayuda ya que allí podrás pasar horas tomando café y leyendo tu libro favorito para escapar de las rutinas y de todo lo que te agobia.

Tabary Le Lay

3. Haz de tu baño un spa

Si tu trabajo o labores implican demasiadas responsabilidades y estreses entonces no puedes quedarte sin tener una tina. Claro que pegarse una ducha es delicioso y relajante pero es aún más relajante sumergirse enteramente y por horas en una cómoda tina. Nuestra recomendación es que tu baño te recuerde y haga alusión constante a la naturaleza; para lograrlo solo deberás recurrir al uso de la madera, una que otra planta con buen aroma y grandes ventanas para así bañarte con una placentera vista. Recuerda que no hay NADA más terapéutico en este mundo que el agua. Así que ya sabes, es momento de hacer de tu baño un spa.

4. No te conformes a la hora de elegir tu cama

Tu dormitorio debe ser, indudablemente, el lugar más relajante de toda tu casa pues es el lugar en el que deberías tener los más dulces sueños. Nuestra recomendación es que elijas una cama amplia que se ajuste a tu tamaño y que sea muy pero muy acolchada. Te tenemos otras dos recomendaciones muy importantes: 1. Procura no trabajar en tu cama pues se ha demostrado que ello propicia el tan temido y nefasto insomnio y 2. Compra cortinas gruesas que no permitan que la luz entre en las noches ya que, a la hora de dormir, la luz será nuestro peor enemigo. Por último, no olvides que tus almohadas –y su confort- son igual de importantes que tu colchón.

5. Selecciona materiales muy suaves

Tener alfombras, toallas, sábanas y cobijas suaves ¡hará tu vida mucho más alegre y placentera! Recuerda que, en materia de tapetes, lo que vale no es únicamente el color o los patrones sino, también, la textura. Te aseguramos que –si eres de aquellos que viven estresados- una alfombra suave hará que tus pies se sientan, literalmente, como en casa. Nada es menos acogedor y relajante que caminar por tu propio hogar con zapatos así que, teniendo en cuenta esto, haz que tus pisos sean lo suficientemente cómodos como para poder andar descalzo. Hay tapetes que provocan suspiros; lo mismo ocurre con una buena bata de toalla, ¿no lo crees?

6. Déjate seducir por el fuego

Lo segundo más terapéutico después del agua es el fuego; o mejor, quedarse mirando una llama. Y es que no hay nada más efectivo para relajarse en casa que una buena chimenea para brindar calor y paz en el alma. Podríamos pasar horas mirando embobados al fuego bailar, ¿no es así?

Esperamos que nuestros tips de relajación dentro del hogar hayan llamado tu atención y te invitamos a continuar leyendo aquí: Tips para limpiar mejor tus vidrios

¿Cuá tip te gustó más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!