Crear en lo destruido, una casa muy especial

José Palacio Salazar José Palacio Salazar
Loading admin actions …

Escribió Marguerite Yourcenar: La paz era mi fin, pero de ninguna manera mi idolo; hasta la misma palabra ideal me desagradaría, por demasiado alejada de lo real. Algo así es esta casa. Un llamado a la imperfección ideal, una idea que proponen  TAGARRO-DE MIGUEL ARQUITECTOS, la firma responsable de este maravilloso proyecto les mostraremos. Una reforma de una casa en la que no se reforma nada del exterior destruido en una búsqueda de alcanzar la belleza en lo extraño. Los arquitectos quisieron conservar la memoria de la casa, no maquillaron su vejez, erosionada por los años.

Ven y descubre esta innovadora idea para una casa que se estaba viniendo abajo. 

La sorpresa del exterior

Una casa que le falta un pedazo. Tiene un boquete donde seguro cayeron a pedazos algunos cuartos y baños. Ahora, en esa apertura que quedó, unas enormes ventanas protegen lo que quedó de la casa. Lo exterior se convierte una coraza, una camisa de abuelo en un cuerpo de joven. 

Muy bello, el entorno en el que habita esta casa. Un valle verde con lomas frondosas donde debe sentirse delicioso el aire puro. 

Ventanas imperfectas

Unas ventanas mal puestas, mal pintadas, mal pañetadas y algo oxidadas, no parecen verse tan mal como uno podría pensarlo. Se ven extrañas. Como niños en una fiesta de adultos. Donde la fachada permanece antigua pero las ventanas se revelan para verse únicas y rebeldes. Al final logran su cometido artístico, al hacernos cuestionar qué hacen allí y por qué se ven tan bien. 

Espacio y luz

Los materiales varios que utilizan en esta casa para dar ese estilo artístico que andan buscando, rompe la armonía preconcebida y mezcla los materiales heredados de la construcción preexistente  con nuevos mucho más modernos, como la ventanería, los pasamos en acrílico de la escalera y la alfombra, para dar la idea de que la imperfección puede dar cosas bellas. Increíble toda la luz que puede ingresar a esta amplia habitación. 

Espacios compartidos

De tres plantas se compone esta casa, pero a la vez, todo hace parte de lo mismo. No hay puertas que las separen. Comparten el mismo aire la cocina y el baño del tercer piso, el área de diversión y la cama del dormitorio. Todo convive perfectamente en un ambiente juvenil. Esta segunda planta tiene un acceso al jardín y un espacio para columpiarse y recordar la feliz niñez. Es increíble lo bien que se llevan el estilo heredado de la casa con el nuevo que se adhiere. 

Un esqueleto de escalera

Una idea algo aterradora pero elegante e increíblemente moderna, es la que plantearon los arquitectos al concebir esta escalera. La forma, como el esqueleto de un pescado, sube hasta la segunda planta dando sensación de fragilidad pero a la vez de innovación y clase. A simple vista puede pensarse que la escalera es débil, pero lo cierto es que sus peldaños son láminas de acero.

Para finalizar, el baño

Sin pudor, el baño se abre libremente a través de la fachada de cristal. Todos nos bañamos, nada extraño ni vulgar hay en eso. Además, estoy retirado de la civilización.  Interesante como aquí se vuelven  a mezclar la fachada antigua con los estilos actuales de baño: porcelana con diseños modernos. En general, un estilo que roza lo rústico y lo minimalista. 

¿Te gustaría conocer otra increíble casa en el campo? Te invito a leer Casa de madera con dos caras

¿Qué tal te pareció? ¡Cuéntanos que piensas!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!