Construye tu propio cobertizo-huerto en 6 simples pasos

Natalia Rojas Natalia Rojas
Loading admin actions …

Nuestra misión siempre ha sido la de inspirarte a crear y la de guiarte en medio de ese proceso creativo. Es por eso que queremos darte todas las herramientas para que tú mismo y con tus propias manos puedas crear, en esta ocasión, un cobertizo. La verdad es que suena más complejo de lo que realmente es. Sigue estos 6 sencillos pasos que estamos por darte y te aseguramos que terminarás adorando el resultado. Recuerda que lo primero será decidir qué tan grandes queremos que sea nuestro huerto y qué, específicamente, queremos almacenar dentro de él. De todas estas decisiones dependerá la planeación de nuestro cobertizo. ¿Listos?; es momento de comenzar con la lección.

1. Primero crea una base sólida

Lo primero, en toda construcción, es crear una base sólida para que así tu estructura no comience a inclinarse días o meses más tarde debido a una mala planificación o a un inclemente clima. Tu cobertizo deberá estar diseñado incluso para soportar tormentas pues estará expuesto al aire libre. Deberás empezar por construir el suelo creando una capa de hormigón o de piedras para luego cimentar bien tu espacio. Deben haber, además, anclajes metálicos que sostengan efectivamente la estructura. Una vez hagas eso, podrás dar forma a tu estructura de madera construyéndola según tus antojos pero también tus necesidades.

2. Construye la estructura básica

Ya habiendo ubicado los anclajes profundos y la base del suelo, es momento de pasar a darle vida a la estructura general. Aquí será cuando deberás definir si quiere un techo plano o con forma triangular; las opciones son múltiples. Así mismo, decidirás cuántas entradas de luz quieres tener; recuerda que entre más sean mejor. No olvides que la madera es el material idóneo para este tipo de construcciones no solo por su perdurabilidad y belleza sino debido a que evoca la naturaleza –un elemento crucial en la construcción de todo cobertizo que hará las veces de huerto-.

3. Pasa al techo

Una vez tu piso y tus paredes de madera estén listas y bien ajustadas, será momento de concentrarte en tu techo. Dentro de los materiales más comunes utilizados para este tipo de estructuras según su estética y función están: la paja, la madera, la caña, las tejas, las rocas y demás materias primas. Recuerda que será importante que tu techo sea pesado para construir un armazón sólido. Demos paso al siguiente paso –me rimó-.

4. Concéntrate en la decoración

Garajes de estilo rústico por Organic Roofs
Organic Roofs

Garden shed with green roof

Organic Roofs

En materia de decoraciones las posibilidades son infinitas; sin embargo aquí te van unas recomendaciones. Cuando se trata de techos podemos recurrir a azulejos tradicionales pero hermosos. Así mismo, un techo de color verde ayudará a convertir a nuestro cobertizo en un espacio que tiende más hacia la ecología en medio de su función como huerto. Ahora bien, cuando decimos un “techo verde” no necesariamente nos referimos a un techo como tal sino, por el contrario, a la ausencia de este; es decir, a que tus matas y el verde de éstas adornen la parte superior de tu estructura. Así mismo, una opción barata e igualmente hermosa es recurrir a tejas asfálticas. ¿Cuál idea te suena más? Recuerda que esta idea está patrocinada por: Organic roofs

5. Asegúrate de contar con muchas entradas de luz

Recuerda que este no se trata de un cobertizo cualquiera sino de un cobertizo que terminará por convertirse en huerto y que, por lo mismo, es importante contar con grandes entradas de luz natural. La luz natural hará que tu espacio luzca más amplio pero, lo más importante, también dará vida a tus plantas y matas. No olvides que puedes obtener dicha luz mediante amplias ventanas o mediante un techo con paso de los rayos del sol. Lo anterior mejorará además la ventilación del lugar. Si deseas, podrás ponerle un marco a tus puertas y ventanas. Poner el marco de tus ventanas puede ser dispendioso pero, si decides hacerlo, recuerda que hay cientos de tutoriales en internet prestos para hacerte el proceso más fácil.

6. Dale el toque final eligiendo o haciendo la puerta indicada

Idea por: Grupa Bio3 

Por supuesto, podrás comprar la puerta ya hecha y según tus gustos pero recuerda que también puedes hacerla desde ceros y con tus propias manos. Recuerda que la puerta requiere de una distancia de 1,5 cm sobre el suelo para que, de este modo, no raspe y pueda abrirse y cerrarse con facilidad. No olvides que los espacios o huecos donde se ubicarán tus puertas ya fueron previamente hechos o establecidos así que asegúrate de que tu puerta tenga las mismas medidas exactas para así evitarte problemas.

Ahora solo deberá elegir qué poner adentro de su huerto y ¡ya está! Esperamos ue nuestros seis pasos te hayan servido para la construcción de tu cobertizo- huerto. ¿Quieres más tutoriales?; aquí te va uno: Construye tu propio sauna en tu jardín en 6 pasos

¿Qué dudas te quedaron?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!