Ahorra energía sin dejar de usar tu aire acondicionado

Natalia Rojas Natalia Rojas
Loading admin actions …

Más allá de la funcionalidad de las casas y viviendas, o de su sentido estético, en la actualidad la prioridad ha parecido girarse hacía un mejor y más prudente consumo energético. Así es, señores y señoras, cuidar de nuestro medio ambiente parece haberse puesto de moda y ¡esperamos que no se trate de una moda pasajera!

Como sabrán, una de las cosas que más energía gasta -en el mundo- es, sin dudas, el aire acondicionado; sin embargo, se trata de un elemento que muchas veces se torna necesario, en especial cuando se vive en climas muy cálidos. ¿Qué hacer para ahorrar energía sin tener que renunciar a tu aire acondicionado?; aquí te lo contamos.

1. Elije el mejor equipo

De acuerdo con lo amplio de tu espacio y de las condiciones climáticas del lugar, calcula la potencia Lo primero es entender que en este caso, la prioridad no es estética ni de bolsillo; no se trata de conseguir el equipo más barato o el más hermoso sino el adecuado. Antes que nada, deberás calcular la potencia requerida para enfriar o calentar tu casa -no siempre se trata de refrescarnos sino que, en ocasiones, se trata de lo opuesto-; de este modo podrás saber qué aparato es ideal para ti. ¿De qué depende la potencia?; de qué tan amplia es tu casa, por ejemplo. Puede que calcular la potencia suene muy complejo pero, no entre en pánico, existen sitios especializados en determinar la cantidad de energía necesaria para elevar o disminuir la temperatura -al final solo se requiere de una calculadora BTU que cumpla con dicha función-.

Idea por: STUDIO RO+CA

2. Ahorra energía y, a la vez, economía

Una vez habiendo hecho tus cálculos BTU ya podrás determinar qué tipo de aire acondicionado puedes -y debes- comprar según tu presupuesto y las condiciones de tu hogar. Recuerda que elegir el equipo inadecuado -o con poca potencia- hará que debas forzar más la máquina para conseguir la temperatura deseada aumentando así el gasto energético. Si además deseas ahorrar billetes y monedas entonces valdría la pena investigar cada sistema de aire acondicionado que hay en el mercado para así tomar la mejor decisión. No olvides que las máquinas de aire acondicionado portátiles no requieren de mantenimiento por lo que podrías, al adquirir una de estas, bajar tus costos.

Idea por: SAMARA BARBOSA ARQUITETURA

3. Ten muy en cuenta la ubicación de la instalación

Puede que tener aires acondicionados portátiles sea una opción más económica más, sin embargo, debes tener en cuenta que su enfriamiento podría ser un tanto menos eficiente -en comparación a otros aparatos- en especial cuando se trata de espacios muy amplios. Ahora bien, si estamos hablando de áreas pequeñas, como por ejemplo una habitación, puede que en ese caso recurrir a un aparato portátil sea la solución. Es por esto que tener muy en cuenta la ubicación de tu máquina te hará elegir la correcta.

4. Verifica los conductos

Para que podamos ahorrar energía nuestras máquinas -y conductos- deben estar en perfecto estado o de lo contrario obtendremos el efecto contrario. En este orden de ideas, resulta vital preparar nuestra tubería antes de instalar nuestro aire acondicionado para así asegurar óptimas condiciones. No olvides que la limpieza y el mantenimiento riguroso de tus conductos y equipos son claves, en esta ocasión, para ayudar a nuestro medio ambiente sin tener que sofocarnos o morir congelados en el intento.

5. Cierra tus ventanas y puertas

Este punto es esencial puesto que si abrimos nuestras ventanas y puertas de par en par durante el proceso de enfriamiento es probable que parte -gran parte- de ese aire acondicionado salga expedido por aquellas aperturas. Lo mismo ocurre con el calor, si queremos mantenerlo dentro de nuestros hogares entones debemos mantener cerradas todas las entradas a nuestra casa. No gaste energía de más y recuerda que exponer al sol a tu dispositivo lo hará fallar y ser menos perdurable. Evita que los rayos UV choquen en tu aparato poniendo cortinas que lo protejan o ubicándolo en lugares estratégicos.

6. No obstaculices el paso del aire

Casas de estilo moderno por TOFU
TOFU

アトリエ

TOFU

A ubicación de tu máquina, como a lo hemos dicho, es clave. La idea, generalmente, es la de ubicar tu aire acondicionado lo más alto posible para que así ninguna pared o mueble obstaculice el paso del aire. Recuerda que al instalar estos aparatos en zonas húmedas como la cocina, no es recomendable ubicarlos justo donde el vapor el vapor de tu ollas irá a parar pues esto podría atrofiarlos. Solo se trata de tener algo de estrategia y verás ¡cómo ayudas y aportas un granito de arena a la preservación de nuestro planeta!

Para más concejos en función de la ecología da click aquí: 5 ideas para almacenar agua en casa 

¿Qué otro concejo añadirías? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!