Ideas renovadoras y fabulosas para tu casa

Natalia Rojas Natalia Rojas
Loading admin actions …

¿Debería redecorar o rediseñar? ¿Acaso es mejor renovar, por completo, mi espacio o solo debo arreglarle un par de cosas por aquí y otras cuantas por allí? Sabemos que, con el paso de los años, estas son preguntas muy frecuentes que comienzan a aparecer en las mentes de propietarios de viviendas. Entendemos que, con el tiempo, nuestros espacios pueden comenzar a lucir anticuados u obsoletos pero también sabemos que no todos necesitan -obligatoriamente- ser reformados de forma extrema; así como otros no tienen arreglo -ni vía fácil- y deben tener un nuevo fresco y comienzo. A continuación te mostramos todo lo que debes tener en cuenta antes de decidir si renuevas un espacio o si solo le haces unos cuantos cambios.

Ten muy en cuenta el tiempo del que dispones

Renovar, dramáticamente, tu casa no es algo que se hace de un día para otro ni de la noche a la mañana y eso es algo que tendrás que tener muy en cuenta. Puede que solo estés pensando en reformar un área específica de tu casa pero y ¿qué si se trata de tu habitación o si, por el contrario, se trata -en efecto- de toda tu casa?; de ser esta la situación tendrás que haberte planteado un plan B. Tu plan B se refiere en esencia, a dónde vas a vivir o dónde te vas alojar mientras dure la renovación. ¿Vas a quedarte en un hotel o en un hostal?; ¿tienes la suficiente plata para hacerlo? 

Antes de renovar asegúrate de que tu diseñador o arquitecto te de un tiempo estipulado determinando cuánto tardará el proyecto en culminar. Recuerda que el tiempo es oro y que cada día cuenta; ¿tienes el tiempo necesario para estar pendiente de tu renovación a pesar de lo apretado de tu agenda? Solo tú sabes la respuesta a estos interrogantes. 

Evalúa, verdaderamente, qué tan necesaria es una renovación

BLOS Arquitectos 

Muchas veces creemos que debemos renovar nuestra casa o un determinado espacio pues creemos lucre un tanto anticuado; es ahí cuando debemos preguntarnos si una renovación es inminente y funcionalmente necesaria -por lo que debe efectuarse cuanto antes- o si puede esperar. Muchas veces renovar nuestra casa se nos vuelve más en un capricho que en una verdadera necesidad y es por eso que debemos evaluar, siempre, nuestros motivos. Claro que no está de más, cada cierto tiempo, satisfacer nuestros antojos estéticos; sin embargo, recuerda que una renovación requiere de mucho tiempo, esfuerzo, paciencia, dedicación y -sobre todo- ¡de mucha plata!

Haz entonces una lista de pros y contras y evalúa si tu casa necesita, en realidad, ser renovada ya o si puedes esperar un tiempo prudente en el que valga más la pena o en el que tus finanzas estén mejor.

Analiza, con detenimiento, el área que quieres renovar

IR Arquitectura 

Supongamos que se trate de tu cocina o de tus baños; muchas veces la renovación de este tipo de áreas -que tienden a ser mucho más funcionales- es requerida cada cierto tiempo y, más que un capricho, se trata de un necesario mantenimiento. Sin embargo, muchas veces pensamos en renovar nuestra sala o distintas habitaciones mediante cambios muy drásticos -como cambiar el techo o el piso- cuando en realidad no son tan necesarios. 

Así las cosas, recuerda evaluar si tan solo poner una alfombra, pintar todas o una de tu paredes de un nuevo color o cambiar un muebles; podrían cambiar todo el look general de un área puntual sin tener que recurrir a obrero, martillos y drásticas reformas. Tip: iluminar mejor tus espacios los hará lucir renovados instantáneamente. 

Haz sumas y restas y determina tu presupuesto

Muchas vece queremos soñar en grande y -aunque está bien hacerlo- olvidamos poner nuestros pies, firmemente, sobre la tierra. Sé cauteloso y responsable (pues renovar es cosa de adultos y no de niños) y ten muy claras tus cuentas cuando de estipular tu presupuesto, aproximado, se trata. ¿No te alcanza tu presupuesto actual para cumplir con todas tus ambiciones? ¿Prefieres una renovación bien hecha o una hecha a medias?; quizá sea buena idea ahorrar y esperar otro poco. 

Tip: Recuerda que un presupuesto que no se acople a tu proyecto solo dará como resultado una reforma mediocre. 

Piensa si es mejor ir por partes

Renovar toda tu casa de un tacaso puede resultar demasiado abrumador. Es por esto que plantearse la posibilidad de ir renovando, paulatinamente, área por área en diferentes lapsos o periodos, nunca está de más. No olvides que hacer una renovación por partes -en vez de general- te permitirá no abandonar tu casa y poder estar allí para vigilar -muy de cera- todo el proceso. 

Tip: Más que un tip se trata de un sabio refrán que viene muy al caso… ..del afán no queda sino el cansancio.  

Asesórate muy bien pues es de sabios escuchar

Pedir concejos es la mejor forma de tomar las mejores  más acertadas decisiones. Por eso, déjate guiar por amigos, familiares o conocidos que ya hayan renovado o simplemente arreglado y cambiado ciertas cosas de su casa. ¿Tienes algún primo, tío o sobrino que cambio su área social sin necesidad de recurrir a un obrero?; ¡entonces deja que la experiencia hable!

No nos malinterpretes, no estamos diciendo que renovar al extremo sea malo -todo lo contrario; es genial, refrescante y terapéutico-; solo decimos que es una decisión que se debe pensar, responsablemente, más de dos veces. 

Para más concejos y tips ingresa aquí: ¿Cómo integrar muebles heredados al estilo de tu hogar? 

¿Qué más crees que debería ser tenido en cuenta? 
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!