Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

8 consejos importantes si tienes una cocina americana

Evaly Contreras Evaly Contreras
Loading admin actions …

Una cocina americana tiene muchas ventajas si está bien decorada. Si se trata de casas y apartamentos pequeños, tumbar las divisiones y crear una continuidad visual entre dos habitaciones puede ahorrar centímetros preciados y hacer que la casa parezca más grande.

Una cocina americana puede traer muchos beneficios para la decoración por su practicidad, pero también presenta algunos desafíos para las viviendas con poco espacio. ¿Cómo armonizar dos entornos diferentes? ¿Cuál es la manera de evitar que el humo y los olores fuertes de las cocinas molesten las visitas? ¿Qué recubrimientos usar? Ahora te respondemos estas y otras preguntas al mostrarte las reglas de oro para la decoración de cocinas americanas pequeñas.

Instala una campana extractora

Las campanas y depuradores evitan que el humo de la cocina se propague por toda la casa, evitando los olores desagradables y protegiendo a otros muebles de la grasa que viene de las ollas. Elige una campana según la frecuencia con la que se cocina y también el diseño de la casa. Imagina lo lindo de renovar el aire y eliminar el humo.

Opta por superficies lisas y claras

Los tonos más claros como el blanco, beige y colores pastel engañan el ojo y transmiten la sensación de que la casa es más amplia. Para ampliar aún más el espacio, puedes instalar superficies continuas como armarios con puertas lisas o mesadas del mismo color. No te recomendamos los estampados múltiples pues rompen visualmente la estancia.

Usa colores y acabados similares

La uniformidad en el diseño de las dos habitaciones es algo clave. Repetir tonos, acabados y estilos de diseño le da unidad a la casa y deja claro que la cocina pertenece al área social. Además los espacios parecen más grandes y son fáciles de entender de un vistazo. Si te mueres por añadir nuevos colores o impresiones, concéntrate mejor en objetos puntuales como lámparas o muebles. De esta manera, se resaltan elementos especiales y la casa sigue pareciendo cálida.

Más banquetas

¡Aprovechemos al máximo el mostrador que separa la sala y la cocina! Del lado de la cocina podemos instalar armarios y si hay espacio, una superficie de trabajo extra. Por su parte, del lado de la sala ponemos algunas banquetas más. El espacio por encima del mostrador es perfecto para instalar accesorios que marquen sutilmente la división entre la cocina y el salón. Sugerimos lámparas con colores cálidos para un ambiente íntimo en el almuerzo y la cena.

Cuida la posición de los electrodomésticos

El orden correcto de los electrodomésticos y aparatos de la cocina evitará unos cuantos golpes mientras se prepara la comida. Fijate en la imagen: la ubicación de esta nevera permite que aquellos que sólo quieren conseguir una bebida no tengan que atravesar todo el lugar ni estorbar a otros. Reserva espacio para el horno en el otro extremo de la habitación, mientras que en el medio, instala el lavaplatos y una mesada para preparar los alimentos antes de hornearlos o congelarlos.

Elige materiales resistentes

Los accidentes son bastante habituales en cualquier cocina… si te gusta cocinar, ¡escapa de las superficies delicadas! Te recomendamos vidrio, porcelanato, fórmica y piedra natural o artificial. Si quieres instalar revestimientos porosos como mosaico hidráulico o madera, prueba con capas gruesas de resina. Gastar un poco más de dinero evita que los materiales se descompongan rápidamente.

Menos electrodomésticos, y más pequeños

¿Te conviene gastar mucho en un aparato que vas a usar un par de veces al año? ¿Y por qué necesitas un horno de tamaño XL? Renunciar a estos caprichos te ahorrará centímetros valiosos. Esta cocina, por ejemplo, se basa en piezas bien elegidas, como el horno empotrado detrás del mostrador, el freezer y el microondas. Si usas pocos equipos puedes liberar espacio para una pequeña zona de comedor con mesa, una pizarra o quizás un gabinete de madera con encanto.

Ilumina bien las áreas de trabajo

Una buena iluminación ayuda a encontrar los utensilios y vigilar el aspecto de los ricos platos que preparas. Para ello, usa lámparas que revelan con precisión los colores: halógenas, incandescentes o LED. La instalación de múltiples puntos de luz crea una iluminación uniforme que no cansa los ojo. Las lámparas deberían enfocarse especialmente en áreas como las estufas y la mesada. Las cocinas abiertas también ganan encanto con la iluminación decorativa.

Si buscas más ideas, mira estas 6 formas económicas de decorar tu cocina.

¿Cómo es tu cocina americana?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!