Oficinas Flexibles Diseñadas para Nuevas Formas de Trabajo

Joelia Dávila Joelia Dávila
oficinas flexibles, Joelia Dávila Joelia Dávila Estudios y despachos de estilo moderno
Loading admin actions …

¿Qué ha pasado con el trabajo de oficina a partir del cambio en las dinámicas laborales que ha traído la pandemia?

En definitiva, las empresas, tanto grandes como pequeñas, han descubierto que la flexibilidad es un aspecto sumamente importante en el entorno laboral, y que coadyuva a mejorar no sólo la productividad sino la calidad de vida de quienes colaboran en cada centro de trabajo, que es, por supuesto, lo más importante.

A partir de los cambios que se dieron con la pandemia, muchas personas y empresas se adaptaron a trabajar desde casa, pero también se observaron los beneficios de socializar entre compañeros y colegas. ¿Qué significa esto? Que tanto la libertad de trabajar desde un espacio familiar como el trabajar en el centro laboral es importante, lo que ha dado lugar a nuevas dinámicas a partir de la alternancia.

Pero ¿qué significa una oficina flexible, hablando del espacio y de la arquitectura? La flexibilidad de una empresa consiste en su disposición para crear o construir nuevas prácticas, acuerdos y políticas para lograr un equilibrio entre el trabajo presencial y el virtual. Por lo tanto, un centro de oficinas flexibles es aquel que permite a sus empleados, según las actividades asignadas, seguir trabajando desde casa o alternando la presencialidad según los requerimientos del trabajo, manteniendo horarios igualmente flexibles.

Sigue leyendo para que conozcas lo que Kassani propone con respecto a la flexibilidad en las oficinas para enfrentar las nuevas formas de trabajo.


El bienestar es la prioridad

Un empleado o colaborador se sentirá más pleno y feliz si siente la libertad de trabajar en donde se sienta cómodo e inspirado, donde pueda desarrollar su creatividad y dar rienda suelta a sus capacidades, y no necesariamente en medio de un cubículo de 1 x 1. Por supuesto, el empleador estará brindándole el privilegio de su confianza, por lo que, en respuesta, el empleado le otorgará así mismo el privilegio de su productividad y lealtad.

Pero ¿cómo funcionaría este bienestar en una oficina/espacio físico? Para empezar, debe propiciar la interacción entre las personas, por lo tanto debe contar con espacios abiertos y amplios. Esta interacción debe permitirse tanto para asuntos laborales como para ocio y descanso. No debe menospreciarse este punto, es esencial: salas, corredores iluminados, mesas con sillas, etc. Esto es lo que debe definir una oficina moderna.


Espacios que propicien productividad

Los espacios abiertos no deben limitarse a los puntos de interacción, también así deben ser los espacios de trabajo específico, al mismo tiempo que garanticen el cumplimiento de los protocolos sanitarios, que permitan orden y limpieza adecuada, que cuenten con suficiente iluminación tanto natural como artificial, y con todo el equipamiento y herramientas que las labores requieren.



La importancia de las salas de reunión

Si bien, las salas de reunión siempre han sido importantes y necesarias en las oficinas, hoy en día han tomado mayor relevancia debido a que si los trabajadores han de acudir al centro de trabajo por la alternancia o porque sus actividades sí requieran de la presencialidad, lo ideal es ofrecer diversas actividades y en conjunto, evitando la virtualidad porque en ese caso, podrían seguir trabajando desde casa.

Esto significa que los espacios de interacción laboral y, a veces, social, además de garantizar seguridad, deben inspirar productividad, ser útiles y agregar un valor al trabajo presencial, básicamente ergonomía en el trabajo.


Trabajar con luz natural

En definitiva, el trabajar con luz natural genera una mejor productividad, más que si trabajaras con luz artificial, aunque fuera bastante. Se trata no sólo de la iluminación sino del sol, un poco de él siempre motiva. Además, la luz natural es un estimulante cerebral y también influye en el ritmo circadiano.

Reduce también el cansacio ocular, estimula la concentración, mejora el rendimiento y ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

Las oficinas, pues, deben contar con ventanas o tragaluces que permitan la entrada de la luz solar, además de horarios que optimicen el trabajo durante las horas de asoleamiento en lugar de trabajar por las tardes o noches. Debes elegir colores claros en mobiliario y paredes, para reflejar y aprovechar mejor la luz y no oscurecer el espacio.


Finalmente, 5 claves para una oficina moderna y flexible

  1. Contar con el mobiliario óptimo, empezando con las sillas, que deben ser ergonómicas para un mayor rendimiento; muebles que estimulen la colaboración, que sean de diseño funcional, materiales duraderos y seguros.
  2. Conformar métodos de trabajo, a través de conocer perfectamente las actividades de cada rol y tomando en cuenta las nuevas necesidades sanitarias.
  3. Espacios amplios que promuevan la interacción, evitando muros, cubículos cerrados y divisiones. La integración, la socialización y la comodidad son indispensables.
  4. Vegetación, incluirla le dará al espacio un aire nuevo. Las plantas proporcionan tranquilidad y reducen el estrés, sumando al ambiente positivo. Integra macetas, plantas y, si se puede, un huerto.
  5. Los colores, definitivamente, influyen sobre el estado de ánimo y funcionalidad de las personas. Elige colores amables, claros y neutros, con algunos acentos en pocas partes, que promuevan la tranquilidad y no el estrés.


¿Qué otras cosas crees que deba tener una oficina moderna y flexible?

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!