Casas de estilo  por Jaqueline Vale Arquitetura

El antes y el después de una hermosa casa campestre

Natalia Rojas Natalia Rojas

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

No creerás que la humilde casita que estamos por mostrarte pudo ser remodelada como lo fue. Renovada de P a P, actualmente esta linda casa ubicada en Brasil cumple con todos los requisitos para ser aplaudida por homify. Hoy te mostraremos cómo los genios del estudio JAQUELINE VALE ARQUITETURA lograron unificar las 3 áreas comunes -sala, comedor y cocina- de forma magistral a la vez que mejoraron los exteriores de la casa transformando, totalmente, su paisajismo. Ahora la casa goza de un lindo balcón donde sentarse a ver atardeceres sin el rastro de lo que, alguna vez, esa casa fue. Empecemos entonces con el antes y terminemos con el después…  

El antes…

Antes no pasaba de una modesta y sencilla casa que incluso desde su fachada daba cuenta del desgaste de los años. Anticuado, obsoleto, mal mantenido; solo así podríamos describir el antes de esta casa que -por fortuna- fue completamente renovada. Y es que, si te fijas, hasta el pasto de la entrada parece deprimirse ante la esecena; pero, en vez de deprimirnos, es momento de animarnos viendo -claro está- el después… . 

El después…

Colores vivos, naturales y, vibrantes y refrescantes componen ahora la fachada de esta casa dividida en dos estructuras. Si miras con detenimiento la imagen superior, te darás cuenta que la casa verde hace las veces de patio albergando un cómodo comedor; y es que, en aquella sección se encuentran eficazmente reunidas las tres áreas sociales o comunes con el fin de promover la unidad de inquilinos, amigos y familiares. Por su parte, la casa naranja es el espacio más íntimo donde hallaremos las habitaciones y una linda hamaca que nos permite disfrutar del paisaje. Y ¿qué me dicen de aquella piscina que ha llegado para añadir diversión a la que antes era una aburridora y deprimente casa?; amaríamos echarnos un chapuzón. 

Un área social unificada

ya adentro de la casa verde nos topamos con la sala, el comedor y la cocina; ¿ves cuánta elegancia y confort destila este espacio? La forma del techo hecho en madera y sus vigas expuestas permiten que la sensación campestre y rural no muera en medio del glamour y del diseño. Los grandes ventanales propician enormes y favorecedoras entradas de luz que, además, nos invitan a disfrutar del paisaje incluso desde los interiores. Madera y piedra son los elementos claves aquí; ¿te gusta el cambio extremo que ves? 

Un comedor circular

No únicamente es la mesa circular; así mismo, la lámpara colgante es circular y el cuadro -luminoso- lo es también. La luz cálida y tenue permite brindar una atmósfera sumamente acogedora y hogareña que nos invita a disfrutar allí, por horas, de buenas meriendas y entretenidas pláticas. Los elementos de color se posan sobre la mesa contrastando con el marrón de la madera y el blanco de las paredes. ¿ya notaste cómo refleja la luz aquella lámpara debido a su mismo diseño?; son esos pequeños detalles los que nos enamoran. 

Una sala extremadamente acogedora

La chimenea hecha en piedra, la mesa central de madera, los elementos naturales, el florero, la luz, el ladrillo, aquel cómodo sofá negro; todo parece invitarnos a pasar el rato de forma cómoda, placentera, cálida y acogedora. El verde del florero pareciera fusionarse con el verde de la pared del fondo que es igual al verde de la fachada; y es que todo pareciera querer evocarnos a la naturaleza -hasta las almohadas del sofá- para envovernos en un ambiente relajante y terapéutico. 

Una terrazita adorable

Bienvenidos al rincón sagrado de esta casa pensada para el deleite visual. Ojalá pudiéramos meternos en aquella imagen para sentarnos allí a contemplar el hermoso paisaje rodeados por verde y por plantas que cuelgan del techo. Solo se necesitó de un par de sillas, una mesita y unas cuantas plantas para que esta terraza se convirtiera en una zona total y completamente adorable. 

Esperamos haberte inspirado con este antes y después; para conocer más asombrosas transformaciones como esta que te dejarán boquiabierto ingresa aquí: Antes y después de una casa muy sofisticada 

¿Qué fue lo que más te sorprendió? 
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!