27 Contratistas

Área geográfica

¿En qué consiste el trabajo de un contratistas?

Un contratista es quien supervisa la gestión de la totalidad de la construcción de un edificio residencial o comercial. Puede ser una persona o una empresa que se encarga de la evaluación y estimación de costos de la construcción del edificio, lleva a cabo la planificación del proyecto, provee los equipos de construcción; y básicamente lleva el control de cada una de las fases del proyecto. Usualmente visita el sitio de la obra para tener una mayor entendimiento y análisis antes de iniciarla. Aquí tienes enumerados algunos de los servicios esenciales que ofrece el contratista:

- Trabaja conjuntamente con el arquitecto para entender y revisar los planos del edificio para lograr una ejecución perfecta. De haber algún problema, ellos son quienes buscan la solución más adecuada. El contratista trabaja en asociación con varios subcontratistas que se ocupan de distintas especialidades como los requisitos eléctricos o mecánicos, plomería, pavimento, carpintería, pisos y pintura, entre otros. 

- El contratista recibe sus licitaciones, responde sus dudas, establece la coordinación y comunicación efectiva entre ellos para mantener los costos del proyecto y garantizar un resultado de calidad. En el caso de los proyectos gubernamentales, los contratistas individuales requieren previa aprobación para poder participar. 

- Luego de coordinar los complejos horarios de los distintos subcontratistas, el contratista puede elaborar un cronograma con fecha de culminación para sus clientes. Él garantiza que no haya retrasos innecesarios o gastos extras en el proceso. 

- El contratista, además, proporciona un presupuesto estimado que abarca los gastos de materiales, pagos a subcontratistas, sus propios honorarios, costos de mano de obra, etc. 

- Una vez iniciado el proyecto, el contratista visita con frecuencia la obra para resolver cualquier consulta o duda de los subcontratistas o del cliente. Así evitan retrasos, fallas de comunicación y errores. 

- Generalmente se requiere de permisos antes de comenzar a construir, demoler, ampliar, transformar o añadir algo a una propiedad. Los contratistas se encargan de reunirse con los inspectores gubernamentales para coordinar inspecciones, completar las formalidades y otros. 

- Entre las responsabilidades del contratistas está garantizar la seguridad de la propiedad, proveer servicios básicos a la obra, desechar o reciclar los desechos de la construcción, supervisar el flujo de caja y llevar los registros adecuados.

¿Por qué es conveniente emplear un contratista?

Si no tienes los conocimientos necesarios para la gestión y construcción de un proyecto, es casi obligatorio buscar los servicios de un contratista que maneje cada paso de la obra y evite perder el control de la misma. Esto es especialmente necesario si se trata de obras grandes. Aquí tienes algunas de las ventajas que puedes obtener de estos profesionales: 

- Los contratistas eliminan el estrés y la ansiedad que recaería sobre ti a la hora de manejar un proyecto. Ellos conocen los códigos apropiados de construcción, los mejores materiales, los métodos precisos de construcción y aspectos de seguridad. Es importante recordar que los contratistas también conocen los estándares industriales a seguir. 

- Te evitas la necesidad de lidiar con los distintos subcontratistas y de coordinar sus trabajos. Para un propietario inexperto, puede ser dificil determinar qué subcontratista va a respetar la calidad y el cronograma de trabajo. 

- Sacar los costos de un proyecto puede ser un verdadero dolor de cabeza sin un profesional. Además, si uno de los subcontratistas altera su plan original, esta información debe llegar a todos los demás subcontratistas lo cual requiere una nueva licitación. Sin un contratista, deberás ocuparte tú de hacer las respectivas solicitudes y obtener los permisos ante la alcaldía. 

- Un contratista te ofrece paz interior. Por ejemplo, si ocurre algún daño o lesión en la obra, éste se ocupará del problema sin ninguna responsabilidad legal de tu parte. El costo de cualquier reparación está preestablecido en el presupuesto de contrato y así te evitarás costos adicionales.

Un contratista no sólo está a cargo de la gestión del proyecto, sino también de la gestión de riesgos y de la operación. Él estará a tu lado de principio a fin para garantizar que todos los detalles estén en su lugar.

¿Cómo encuentro un contratista profesional en Santiago?

Puedes buscar contratistas en Internet y aprender más sobre su trabajo. Para cualquier contratista o empresa contratista, te sugerimos buscar primero su página web y reunir información sobre el tipo de trabajo que realizan. También puedes comparar sus tarifas antes de tomar una decisión rentable. Si algún amigo o familiar a realizado un proyecto recientemente, pregunta sobre el contratista que ellos emplearon. Esto te dará información valiosa antes de contactarlos para tu proyecto. Un contratista local en {ciudad} es una opción, una vez que hayas corroborado su fiabilidad y desempeño.

¿Qué debo tener presente al momento de emplear un contratista en Santiago?

Emplear un contratista eficiente y productivo no es evidente. Sin duda necesitas a alguien que sea fiable, ingenioso, organizado y comunicativo para ejecutar tu trabajo. Aquí tienes unas preguntas importantes que debes formular antes de contratar a uno de estos profesionales:

- Verifica la licencia o calificaciones necesarias del contratista. Otra buena señal es si pertenece a alguna conocida asociación profesional. Indaga sobre sus políticas para compensación de personal, daños a la propiedad o seguros. Pregunta por sus años de experiencia en el área y la ubicación física de su oficina. Evalúa proyectos anteriores realizados por el contratista a través de comentarios y testimonios de clientes anteriores. Otra buena idea es verificar si el contratista ha enfrentado alguna demanda legal o si se ha declarado en bancarrota en el pasado. Para una mayor satisfacción, puedes solicitar una verificación por terceros. 

- Pregunta al contratista en detalle sobre sus de métodos de supervisión y manejo de subcontratistas. Cerciórate de que el presupuesto del contratista cubre los pagos de todos y que las transacciones sean registradas con precisión. Definitivamente no quieres lidiar con las quejas de un subcontratista que no ha recibido su pago por parte del contratista. 

- Solicita un cronograma detallado al contratista con fechas de inicio y culminación, lista de materiales requeridos y tareas de limpieza. Pregunta cómo piensa adaptarse ante cualquier cambio repentino sin alterar mucho el cronograma. También es importante que visites la obra ocasionalmente para observar el progreso y comunicar tus preocupaciones, de haber alguna. 

- El contratista debería ser capaz de ofrecer algún tipo de garantía para tus requisitos. De este modo te evitas cualquier disputa o trámite legal en el futuro y no quedarás con la impresión de haber recibido menos de lo que merecías por tu dinero. 

- Pide un estimado de precio a al menos dos o tres contratistas para comparar y evaluar. Si un estimado parece demasiado bajo, puede ser un indicativo de un trabajo deficiente. Si, al contrario, es demasiado elevado busca el por qué. Además debes negociar la programación de pagos y el pago final, sólo si estás satisfecho con el resultado final.

¿Cuánto cuestan los servicios de un contratista y cómo puedo reducir los costos?

Los costos generalmente dependen del tamaño, complejidad y ubicación del proyecto; además de la experiencia del contratista, cantidad y tipo de subcontratistas requeridos, materiales, costos de mano de obra, entre otros. Para reducir los costos puedes optar por materiales económicos pero de buena calidad y con una buena estética. El contrato debería mencionar por adelantado los precios exactos para evitar gastos adicionales más adelante.

Si tu proyecto es pequeño o si ya has participado en otros trabajos del mismo tipo, puede ser una opción no tener un contratista. En Internet también hay guías paso por paso para proyectos. Pero te sugerimos que primero converses con algún contratista conocido para determinar qué tan simple o complejo es tu proyecto en realidad. Si bien no contratar un contratista te ahorra una buena suma de dinero, también te puede privar de sus conocimientos y experiencia.

¿Qué otros profesionales y servicios necesito para mi hogar en Santiago?

Además de un contratista, puedes requerir de otros profesionales para la construcción, renovación o remodelación de tu vivienda. En homify los puedes hallar a todos fácilmente:

Empresas Generales en Santiago- En Santiago encontrarás gran cantidad de empresas que ofrecen servicios de ingeniería, materiales de construcción, expertos en restauración y renovación, remoción de desechos y pavimento. Todos pueden resultar útiles al momento de planificar, construir y culminar las etapas de tu construcción. Los trabajadores como electricistas, carpinteros, pintores, plomeros, techadores e instaladores de cerámica pueden ser necesarios también. Los diseñadores paisajistas y de interiores también realzan la funcionalidad estética de un proyecto.

Arquitectos en Santiago - Son indispensables para la planificación, diseño y supervisión de los procesos de construcción. Los arquitectos ayudan con la ampliación o alteración de una estructura ya existente y pueden dar consejos si se necesita una renovación o restauración. Como ya hemos mencionado, el contratista generalmente trabaja conjuntamente con el arquitecto de un proyecto para una culminación exitosa.

Constructores en Santiago - Su trabajo y responsabilidades son similares a las del contratista. Los constructores planifican de la manera más rentable posible la construcción con los materiales y mano de obra adecuados, en el momento apropiado. Básicamente, ofrecen una gestión de proyecto sin contratiempos.