PhilippeGameArquitectos

PhilippeGameArquitectos

PhilippeGameArquitectos
PhilippeGameArquitectos
Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
¡Enviado!
¡El profesional te contestará a la brevedad!

Centro de Medicina Biologica

Santiago de Chile fue uno de los valles mas hermosos y fértiles del país, actualmente es conocida por ser una de las capitales más contaminadas de América Latina.  Las razones que explican este dramático cambio son muchas, pero las más relevantes dicen relación con la forma del territorio (la polución queda suspendida y estancada sobre la corona del valle) y el crecimiento demográfico-habitacional explosivo  experimentado por Santiago durante los últimos 50 años.El proyecto se ubica específicamente en los faldeos precordilleranos de la cadena montañosa de los Andes.  El encargo nos  trae el desafío de constituir un espacio para sanar, silente, de quietud y contemplación, donde poder desarrollar la medicina biológica en Chile. Esta última se define como el punto donde convergen gran parte de las prácticas y sabiduría de la medicina oriental con el rigor científico de la medicina Alemana. Ahora bien, para lograr tal objetivo, el edificio tenía que partir desde el reconocimiento de su entorno y lograr de alguna manera hacerlo interior, lo que nos lleva a establecer su origen espacial en un patio interior que nace a partir del orden volumétrico de la obra, la que se concibe como una galería envolvente completamente transparente en su cara interior. De esta manera la arquitectura reconoce, cuida, con-templa y recoge su propio ecosistema, el cual nos trae la temporalidad del territorio, condición que otorga arraigo, ya que permite reconocer el espacio natural que se habita en la observación de la vegetación y sus cambios con el paso de las estaciones. Este patio interior, de aproximadamente 85 m2, centro vivo que articula los recorridos y trae la luz que recibe, está compuesto por una laguna construida con piedras del Cerro San Ramón, la que a travez de 2 caidas de agua configura el silencio, una jardinera  que recorre dos lados completos del perímetro interior del edificio, una terraza que proyecta la sala de espera del centro médico hacia el patio y una celosía curva constituida a partir de varas de eucaliptus,  la cual cierra el patio separándolo de los estacionamientos. La sala de espera abierta al patio, busca otorgar al tiempo de espera una condición de juego y relajo, donde los pacientes puedan dejar suspendida por un rato la vertiginosa  velocidad del mundo actual. Es una invitación a la pausa, al ocio, a la contemplación de la naturaleza, características destacables, desde nuestro punto de vista, del acto de la espera, invitación que emitimos y construimos cambiando la televisión y la revista de moda por el patio y la laguna. Así como las jardineras acompañan los recorridos interiores del proyecto, de la misma manera las consultas medicas también miran hacia su propio jardín. De este modo los Doctores y Equipo médico son presentes no solo del eterno desfilar de pacientes, sino que también de la temporalidad de la naturaleza que los rodea.

Dimensiones totales
0 × 0 × 0 m / 233 m² (Largo, Alto, Ancho / Área)

Admin-Area